, , ,

Ujjayi pranayama: la respiración oceánica

Ujjayi pranayama es una de las ocho técnicas de control de respiración que se incluyen en el Hatha Yoga Pradipika.

La respiración Ujjayi produce un sonido característico, bien modulado y calmante como el sonido de las olas del mar que vienen y van. Por esto, algunos traducen ujjayi como respiración oceánica o respiración con sonido. Lo que crea este sonido es la constricción suave de la epiglotis, que induce cierta resistencia al paso del aire.

Ramaswami, en su libro Yoga para las tres etapas de la vida, explica como este sonido es producido por la proximidad de las cuerdas vocales entre sí y el estrechamiento del pasaje del aire mediante el cierre parcial de la glotis. La glotis es una válvula que se cierra completamente cuando tragamos, y permanece completamente abierta el resto del tiempo. En ujjayi, el cierre parcial de esta válvula ayuda a regular la respiración, y el sonido susurrante es indicativo de que se está practicando correctamente.

Cómo practicar Ujjayi pranayama:

  1. Siéntate en una postura cómoda. Puedes usar vajrasana o padmasana (postura del loto), o si estas no te resultan accesibles o cómodas, simplemente siéntate en sukasana (postura fácil). Ramaswami indica que es posible practicar ujjayi también de pie en tadasana o samasthiti.
  2. Acerca ligeramente la barbilla al pecho e inhala profundamente, expandiendo el pecho.
  3. Al exhalar, trata de producir el sonido susurrante característico de ujjayi. Para ello, apoya suavemente la lengua en el paladar junto a los dientes, e imagina que estás tratando de empañar un espejo, pero con la boca cerrada.
  4. Cuando inhales de nuevo intenta seguir emitiendo este sonido.
  5. Alarga tus inhalaciones y exhalaciones, y mantén el sonido sibilante en la garganta. La acción de ujjayi alarga de forma natural la respiración.
  6. En los Yoga Sutras, Patanjali indica que la respiración debe ser tanto dirga (larga) como süksma (lisa). Por lo tanto, evita también una excesiva constricción. Es importante recordar que la clave de la respiración ujjayi es la relajación;  se requiere algún pequeño esfuerzo para producir un sonido agradable, pero demasiado esfuerzo crea una sensación de agarre y un sonido chirriante.
  7. Si eres principiante, repite de seis a doce veces. Poco a poco ve incrementando el número de repeticiones.
La respiración Ujjayi requiere una suave constricción de la epiglotis.

La respiración Ujjayi requiere una suave constricción de la epiglotis.

Sobre la práctica de kumbhaka (retención de la respiración) en ujjayi pranayama.

Todas las técnicas de pranayama implican cierta retención de la respiración o kumbhaka, sea después de la inhalación o de la exhalación.

En el caso de ujjayi, esta cuestión ha sido bastante discutida. La discusión procede del hecho de que en estilos como el ashtanga vinyasa yoga de Pattabhi Jois, es preceptivo mantener la respiración ujjayi durante toda la práctica de asanas. Sin embargo, el ujjayi que se practica durante las asanas en ashtanga yoga en el enfoque que enseña Sharath Jois, no incluye kumbhaka o retención.

Esto ha llevado a cuestionar si ujjayi debe o no ser practicada con retenciones o kumbhakas. Anthony Grim Hall, analiza esta cuestión en una de sus entradas, y concluye que

(…)La respiración con sonido de Sharath es ujjayi sin kumbhaka, pero puede aún así ser considerada ujjayi, solo que no en su variante de pranayama.

Salomónico. Cabría decir entonces, que ujjayi como práctica de pranayama incluye retención de la respiración. Ramaswami por su parte, afirma que los principiantes pueden practicarla sin kumbhaka. Sin embargo, más adelante, conviene incluir la retención de la respiración a pulmón lleno, es decir, después de la inhalación (antah kumbhaka), por sus múltiples beneficios.

Beneficios de la respiración ujjayi:

Durante la práctica:

  1. Mejora la concentración en la práctica física.
  2. La respiración ujjayi regula el calor corporal. La fricción del aire que pasa a través de los pulmones y la garganta genera calor interno. Es similar a un masaje para los órganos internos. El cuerpo se prepara para la práctica de asana. Este calor hace el estiramiento más seguro, y limpia los órganos internos de las toxinas que se han acumulado.
  3. Prestar atención a la respiración ujjayi durante nuestra práctica, puede ayudarnos a determinar cuando debemos bajar el ritmo o incluso detenernos en una postura restaurativa, ya que la respiración debe permanecer uniforme durante toda la práctica. Nos permite de esta forma trabajar la honestidad, dando un paso atrás para dejar ir nuestro ego llegado el momento.

Como técnica de pranayama:

  1. Alivia el dolor de cabeza.
  2. Alivia la presión sinusal y disminuye la flema.
  3. Trabaja el sistema respiratorio y permite aumentar la capacidad pulmonar.
  4. Fortalece los sistemas nervioso y digestivo.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ocho + 17 =