El secreto del Vinyasa Yoga de Krishnamcharya

La forma de practicar yoga que nos legó el maestro Krishnamacharya, (bien llamado el padre del yoga moderno), no aparece en los antiguos textos clásicos hindúes. Este método de práctica de asanas con variaciones, con una respiración lenta y sincronizada con el movimiento,  conocido como Vinyasa Krama, se encuentra descrito por primera vez en el texto del Yoga Makaranda, de Krishnamcharya. Por lo tanto, surge una pregunta de forma inevitable: ¿de dónde sacó este método Krishnamacharya? ¿Cómo llegó a conocerlo? ¿Quién se lo transmitió? ¿Lo inventó él mismo?

Me he formulado estas cuestiones muchas veces. Por eso me ha alegrado mucho, (más incluso que de costumbre), recibir el último boletín de correo del maestro Ramaswami, que llegó puntual el primer día del mes (como todos los meses). En este correo, Ramaswami aborda «el misterio».

 

El Yoga Rahasya de Nathamuni

Más abajo traduzco la newsletter del maestro. Pero ya te adelanto que, la clave de todo, está en el texto del Yoga Rahasya.  El Yoga Rahasya es una obra que se atribuye al sabio Nathamuni, ancestro de Krishnamacharya y uno de los sabios más importantes del visnuismo.

Antes de Krishnamcharya, se sabía de la existencia del Yoga Rahasya porque viene citado en otros textos clásicos, sin embargo, no parece que existiera ningún manuscrito o copia del mismo.

Según relata el propio Krishnamacharya, el Yoga Rahasya le fue revelado en estado de meditación, en una peregrinación que hizo a Alvar Tirunagari a los 16 años de edad. Al despertar de esta meditación, el maestro cuenta que recordaba perfectamente todo el texto.

El Yoga Rahasya está escrito en sánscrito, a diferencia de otras obras de Krishnamacharya que están escritas en canarés o kannada. Consta de cuatro capítulos en los que los contenidos se organizan de forma irregular.

Lo más llamativo de este texto, es que introduce la noción fundamental del Vinyasa: las variaciones y la respiración sincronizada. Además, concede gran importancia al pranayama como técnica para mejorar la salud y prolongar la vida.

Quizá los slokas clave en este sentido son el I, 55 y siguientes.

En el verso I, 55 leemos:

Sea en las posturas sentadas o de pie, si hacemos asanas como cikitsa (terapia) siempre se deben utilizar diferentes variaciones. Durante la práctica de las asanas, la respiración debe ser controlada y sincronizada.

 

En el verso I, 56 leemos:

Durante la práctica de asana, se debe controlar el movimiento de la respiración. De la misma forma que las impurezas de los metales son destruidas por el calor cuando se funden, así también las impurezas nacidas de los sentidos se queman a través de la práctica de pranayama.

 

El relato de Ramaswami

Esto es lo que nos cuenta el maestro Ramaswami a propósito del Yoga Rahasya en su última Newsletter:

Esas toneladas de asanas y vinyasas orientadas a la respiración que Sri Krishnamacharya enseñó ayudan a limpiar y fortalecer el cuerpo. Las variedades de pranayama y cánticos védicos que Sri Krishnamacharya enseñó ayudan a limpiar y fortalecer la mente. Esos encantadores textos relacionados con el yoga que Sri Krishnamacharya enseñó con tanto amor ayudan a limpiar y fortalecer el corazón de las personas.

A Sri Krishnamacharya se le atribuye haber escrito algunos libros. Sus obras conocidas como Yoga Makaranda y Yogasanangalu fueron escritas en kannada, pero Yoga Rahasya de Nathamuni fue escrito en versos sánscritos en cuatro capítulos.

Cuenta la leyenda que Sri Nathamuni decidió enseñar su Yoga Rahasya a su nieto cuando se dio cuenta de que era hora de dejar su cuerpo. Eligió un momento propicio para comenzar a enseñarle, pero antes de eso obtuvo samadhi. Y así, se cree que el Yoga de Nathamuni siguió siendo un secreto o rahasya. La palabra rahasya significa un secreto o algún conocimiento mantenido en privado o dentro de una comunidad.

Entonces, ¿cómo fue que Sri Krishnamacharya llegó a saberlo?

Cuando era un niño, mucho antes de conocer a Sri Krishnamacharya, como muchos otros niños solía hacer algunas asanas más por diversión. Sarvangasana, padmasana, paschimatanasana son algunas. Estas solían ser aprendidas en la escuela o de padres y amigos. También había aprendido algunas asanas más de profesores como Sri Kumarasawamy en ese momento. Algunos ancianos solían impresionar por su habilidad para hacer sirsasana y nauli rápido. Cuando alguien dice que uno practica yoga, la pregunta inmediata sería si uno sería capaz de hacer la postura sobre la cabeza, mayurasana o nauli.

Los libros más antiguos disponibles en ese momento como Hatayogapradipika, algunos de los Upanishads de yoga se refieren a unas pocas asanas conocidas. El yoga consistía en algunas asanas conocidas, algunos pranayama y algunos bandhas y kriyas. Las asanas en boga no eran muchas, pranayama limitado.

Pero cuando conocí a Sri Krishnamacharya, descubrí que el yoga que enseñaba era diferente, muy diferente: la orientación de la respiración, la miríada de vinyasas en las asanas y muchas asanas completamente desconocidas formadas en secuencias bien organizadas. Y luego el enfoque del uso de procedimientos de yoga para la salud y la terapia. Luego, la variedad de pranayamas con mudras se intercalaron efectivamente. Era diferente, su vinyasakrama yoga, tan diferente y al mismo tiempo encantador, cautivador y muy significativo.

Después de estudiar con él solía preguntarme ¿Cómo es que nadie enseña este sistema, ni siquiera es consciente de él y dónde está el origen de esto? Luego, durante los años de estudio con él, citaba versículos de vez en cuando y decía que eran del Yoga Rahasya de Nathamuni.

Pero si era tan diferente, tan ingenioso, ¿por qué nadie más parece estar al tanto de ese sistema? ¿Krishnamacharya mismo  inventó esas asanas cuya referencia no puedes encontrar en los libros antiguos? Los rishis están asociados con mantras y filosofías y no con asanas, ¿no es así? ¿O aprendió de alguien en el Himalaya? ¿O fue del místico Yoga Kuranta?

Pero luego, cuando le pregunté a mi Gurú, después de muchos años de estudio, si el texto de Yoga Rahasya estaba disponible, se quedó callado por unos momentos y dijo: Creo, que se puede encontrar en una caja de marfil en el palacio de Pudukottah Maharaja.

Me pregunté si estaría disponible ese manuscrito en algunas otras bibliotecas de manuscritos como la Biblioteca Saraswati Mahal. Cuando les escribí, recibí una respuesta diciendo que Nathamuni nunca reveló el secreto del Yoga a nadie, incluido el beneficiario previsto, su nieto. Entonces, ¿cómo llegó Sri Krishnamacharya a conocer este sólido sistema de yoga? Esto es lo que él dijo, tal como se lee en su libro:

Cuando tenía diez años, mi padre murió. Cuando tenía dieciséis años, reuní unas rupias para hacer el viaje a Tirunelveli. Desde aquí tuve que caminar veinte millas hasta Alvar Tirunagari. Llegué a la entrada del templo de Satakopa , agotado. Había un anciano sentado cerca de la entrada. Le pregunté dónde encontrar a Nathamuni, señaló con el dedo y dijo: «Ve al bosque de mangos y allí estará sentado con sus discípulos». «Con gran entusiasmo crucé el río Tamraparni, me sentí bastante cansado y colapsé. De repente me encontré en un bosque de mangos en presencia de tres sabios. Me postré y les pedí que me instruyeran en Yoga Rahasya. El sabio en el centro comenzó recitando los versos. Tenía una voz tan musical…

Después de unas horas me desperté y miré a mi alrededor. No había mangos, tampoco sabios. Regresé al templo y el anciano todavía estaba allí. Me preguntó: «¿Recibiste las instrucciones sobre el Yogarahasya? Ve adentro y ofrece tus oraciones a Nammalvar.»

Cuando salí del templo, el anciano no estaba allí. Empecé a recordar sus rasgos, se veía exactamente como el sabio que estaba sentado en el centro de la arboleda.

Esto explica por qué este sistema no es conocido por cientos de yoguis durante cientos de años. Era secreto, un yoga rahasya, revelado a Sri Krishnamacharya. Nunca me contó esta historia e incluso dudó en dar el texto completo. No quería dárselo a personas que no practican y enseñan el sistema con sinceridad, que no tienen fe en el linaje. Pero finalmente cedió y salió el libro.

Así como los Maharishis por profunda contemplación descubrieron mantras y darsanas védicos, Sri Krishnamacharya con profunda concentración yóguica y devoción descubrió el yoga de Nathamani que siguió siendo un rahasya hasta el descubrimiento yóguico de Krishnnamacharya.

SUSCRÍBETE Y RECIBE EL ACCESO.

MasterClass Online y Gratuita de Introducción al Yoga Vinyasa Krama

Insayoga.com te informa de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el formulario serán tratados por Noelia Insa Satorre, como responsable de la citada web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios y de terceros afiliados. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de los datos en noelia@insayoga.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: insayoga.com, así como consultar mi política de privacidad.

Noelia Insa Satorre
noeliainsasatorre@gmail.com
No Comments

Post A Comment

diecinueve − seis =

Insayoga.com te informa de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el formulario serán tratados por Noelia Insa Satorre, como responsable de la citada web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios y de terceros afiliados. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de los datos en noelia@insayoga.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: insayoga.com, así como consultar mi política de privacidad.

¡SUSCRÍBETE!

X