,

Savasana o postura del cadáver

Seguro que si practicas yoga o has practicado alguna vez, o tienes algún amigo yogi, esta palabra en sánscrito no te es desconocida. Savasana o postura del cadáver es una de las posturas más amadas por la mayoría de los que hacen yoga. Es la guinda del pastel, la recompensa después del esfuerzo. Son muchos los alumnos que me han dicho (medio en broma medio en serio): yo hago toda la clase solo para llegar a savasana.

Savasana también conocida com mrtasana, se traduce como la postura del cadáver. Sava o Mrta son palabras sánscritas que significan ‘cadáver’. Efectivamente, el objeto de esta asana es la imitación de un cadáver. Para nosotros occidentales, el nombre resulta un tanto macabro. Sin embargo, los orientales se preparan para este momento crucial de la vida. La muerte es, junto con el nacimiento, el momento más importante de nuestra existencia. Asimismo, el miedo a la muerte es lo que genera el resto de nuestros miedos. Entrenándonos para aceptar este momento con serenidad, podemos reducir e incluso eliminar este temor. Y si perdemos el miedo a la muerte, ¿qué otra cosa puede asustarnos? ¿Perder el trabajo? ¿Engordar? Cualquiera de nuestras preocupaciones cotidianas palidecen si superamos nuestra fobia a morir.

Savasana o postura del cadáver.

Savasana o postura del cadáver.

Además, permaneciendo inmóvil durante cierto tiempo y manteniendo aquietada la mente mientras se está plenamente consciente uno aprende a relajarse. Esta relajación consciente vigoriza y refresca cuerpo y mente. Como decía, para muchos es un agradable alivio después de la sesión de asanas. Sin embargo, para las personas muy estresadas, puede resultar particularmente difícil permanecer diez minutos con el cuerpo inmóvil y la mente quieta. De ahí que B.K.S. Iyengar, en su libro Luz sobre el Yoga, afirme que esta postura aparentemente fácil es una de las más difíciles de dominar.

 

TÉCNICA

Aunque pueda parecer que esta postura consiste simplemente como decimos en castellano en tumbarse a la bartolanada más lejos de la realidad. Se trata de una asana como cualquier otra y por tanto tiene su técnica.

Savasana no es solo tumbarse, tiene también su técnica.

Savasana no es solo tumbarse, tiene también su técnica.

Siguiendo al maestro Iyengar podemos señalar los siguientes puntos para practicar savasana:

  1. Túmbate de espaldas en el suelo, con los brazos y las piernas extendidos. Los brazos ligeramente separados del cuerpo, con las palmas de las manos hacia arriba. Las piernas apenas separadas entre sí, los talones juntos y los dedos de los pies separados, es decir, pies suavemente hacia afuera.
  2. Cierra los ojos. Iyengar recomienda cubrirlos con una tela negra doblada cuatro veces.
  3. Al principio la respiración debe ser profunda para hacerse más tarde lenta y delicada, sin sacudidas que perturben el cuerpo.
  4. Concéntrate en realizar espiraciones profundas y delicadas, en las que las fosas nasales no sientan el calor del aliento.
  5. La mandíbula inferior debe colgar suelta, sin apretarla. Relaja la lengua, e incluso las pupilas de los ojos.
  6. Relájate completamente y respira con lentitud.
  7. Si la mente se escapa, Iyengar recomienda hacer una pausa sin esfuerzo tras cada espiración lenta.
  8. Permanece en la postura de 15 a 20 minutos.
  9. Hay que tratar de no dormirse, de permanecer completamente relajado pero consciente.

 

EFECTOS

El Hatha Yoga Pradipika dice que savasana elimina la fatiga causada por las otras asanas e induce a la mente a un estado de calma.

Savasana es una postura ineludible después de una práctica de más de 20 minutos, pues es la que va a permitir a nuestro cuerpo asimilar todos los beneficios de las asanas previas, y a nuestros músculos grabar en su “memoria” los progresos adquiridos. Se trata de permitir que el cuerpo recupere su forma ergonómica, que la columna tome de nuevo sus curvas naturales después de las múltiples torsiones, flexiones y extensiones anteriores.

Savasana alivia el cansancio del cuerpo y refresca y vigoriza mente y cuerpo.

Savasana alivia el cansancio del cuerpo y refresca y vigoriza mente y cuerpo.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Savasana o postura del cadáver. No olvides dedicar unos minutos a esta postura crucial. Puedes conocer más sobre ella en esta entrada. […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 8 =