Meditación de la lluvia

Te presentamos una meditación basada en las técnicas del mindfulness y la visualización. Con ella conseguirás combatir el estrés y volver a sentir tu conexión con la naturaleza.

Cómo practicar la meditación de la lluvia.

Imagina que te hallas en un lugar exótico, contemplando una tormenta de verano. Estás debajo de un techado de madera a cubierto de la lluvia. La temperatura es agradable, no hace frío.

Comienza a observar la lluvia: mira cómo caen las gotitas sobre el suelo. Fíjate en los círculos concéntricos que forman al caer. Mira las burbujas que se forman. Y poco a poco levanta la vista y observa la cortina de lluvia, y cómo se filtra la luz a través de ella. Contempla la vegetación, de un verde intenso. Y observa el cielo, blanco, lleno de luz.

Centra tu atención ahora en los sonidos: escucha la lluvia al caer, la suave percusión que produce sobre todas las cosas, sobre el suelo, sobre las hojas. Percibe el olor húmedo que te rodea, el olor de la tierra mojada y de los árboles.

Siente la suave brisa en tu piel. En este momento, tal vez quieras extender una mano para tocar la lluvia. Siente el suave masaje de las gotas de agua sobre tu piel. Y puede que quieras extender también la otra mano y llenarlas con agua.

Llévate un poco a la boca: disfruta el sabor dulce y puro de esta agua, siente como pasa por tu garganta y recorre todo tu cuerpo limpiándolo.

Si quieres puedes salir ahora del techado y dejar que la lluvia resbale por tu cuerpo. Siente su temperatura fresca pero agradable, siente como poco a poco se moja tu pelo y tu cara. Es una agradable sensación de limpieza y libertad.

Y poco a poco, siente cómo se va difuminando tu piel, siente cómo va desapareciendo hasta permitir que todo tu ser salga y se extienda, se esparza, se funda con la lluvia, con el aire, con los árboles y la luz. En este momento, ya no te molesta ningún pensamiento ni sentimiento. Disfruta de esta sensación de unidad con todo lo que existe a tu alrededor, de esta sensación de paz.

Noelia Insa Satorre
noeliainsasatorre@gmail.com
No Comments

Post A Comment

once − nueve =

X