,

Cómo practicar Yoga Vinyasa Krama en casa.

El Yoga Vinyasa Krama es el estilo que practico y enseño en la actualidad. Como os dije, voy a publicar una serie de entradas para dar a conocer mejor este estilo. En esta, os explico en qué consiste una práctica de vinyasa krama y cómo podéis practicarlo en casa.

¿Por qué el vinyasa krama yoga es particularmente adecuado como práctica en casa?

El estilo descrito por Ramaswami en su libro La obra completa del Vinyasa Yoga, siguiendo las enseñanzas de T. Krishnamacharya, se compone de diez secuencias principales, una secuencia de preparación a la meditación y una serie de viseshas o subrutinas comunes que pueden practicarse de forma independiente. Sin embargo, dentro de cada secuencia encontramos subsecuencias, compuestas a su vez por diversos vinyasas y asanas (movimientos y posturas).

Obviamente, no se pueden practicar todas a diario. El vinyasa krama no consiste en una rutina estandarizada, idéntica para todos los practicantes y que se deba repetir siempre exactamente igual. Esto es lo que lo diferencia de otros sistemas de vinyasa yoga contemporáneos.

Lo que caracteriza al vinyasa krama y lo hace particularmente apto para la práctica individual en casa, es su adaptabilidad y su flexibilidad. Ramaswami insiste en que el vinyasa krama debe ser adaptado a las necesidades individuales y a las circunstancias vitales  de los practicantes (edad, condiciones de salud, etc.) 

Así, cada persona, antes de comenzar a practicar cada día, debe tomar un momento para planificar qué secuencias y subsecuencias va a practicar de entre todas las contenidas en el método. De esta forma, puede adaptar su práctica a sus necesidades de ese día en particular así como al tiempo con el que cuente. Como dice Ramaswami en una Newsletter de septiembre de 2009:

Vinyasa krama es como un supermercado de yoga, en el que cada uno pone en el carrito lo que necesita.

Y el término vinyasa krama incluye no solo asana sino también otros aspectos del yoga como pranayama, meditación, etc. (…) El vinyasa krama tiene una colección enorme de asana vinyasas, una sección bien surtida de pranayama, al igual que el departamento de meditación y la sección de estudio espiritual/contemplativo. Por ello, nuestro practicante debe elaborar, conjuntamente con el profesor, el diseño de una práctica de yoga inteligente y adaptada. Reducir vinyasa krama a una rutina estandarizada, como se hace con otros sistemas de vinyasa contemporáneos, e introducirla en una camisa de fuerza, no es recomendable.

Pasos a seguir para elaborar y consolidar tu práctica en casa.

1.- Empieza por aprender la técnica de las asanas.

En primer lugar, te recomiendo que aprendas el método de la mano de un instructor/a certificados. Pero una vez que conozcas más o menos los principios básicos y la técnica de las asanas, el vinyasa krama es un estilo que se presta particularmente a practicarlo en casa. 

 

2.- Consíguete estos dos libros.

Lo primero que necesitas son dos libros fundamentales: La obra completa del Vinyasa Yoga del maestro Srivatsa Ramaswami, y el Manual Práctico del Yoga Vinyasa Krama de Steve Brandon, traducido al español por Óscar Montero. En el primero, Ramaswami, discípulo de T. Krishnamacharya durante más de treinta años, ha sistematizado todas las asanas aprendidas de su gurú en una serie de diez secuencias, más la secuencia de meditación y los viseshas, lógicas y fáciles de aprender. El segundo es un complemento muy útil ya que agrupa las 12 secuencias en gráficos, por lo que resulta muy adecuado tenerlo delante mientras practicas, (por lo menos hasta que te aprendas las secuencias).

 

3.- Fases de una práctica de vinyasa krama.

El maestro Ramaswami, en la citada Newsletter,  explica con brevedad y de forma clara cómo puede ser una práctica de vinyasa krama en casa:

  1. Comenzar con una breve oración. Si no eres religioso, te sugiero que establezcas una intención para tu práctica.
  2. Después puede hacerse un tiempo en tadasana, realizando dos o tres veces los principales vinyasas. Esto llevará cerca de diez minutos. Puedes ver la secuencia completa de pie en este vídeo de Anthony Grim Hall.
  3. Después, el practicante puede elegir una secuencia, de entre las nueve restantes y variar diariamente.

    Las doce secuencias fundamentales del vinyasa krama yoga. Del libro Manual Práctico del Yoga Vinyasa Krama, de Steve Brandon y Charles Cox. (Traducción al castellano: Óscar Montero).

  4. A continuación, pascimottanasana o postura de la pinza durante cinco a diez minutos, y su contrapostura.

    T. Krishnamacharya en pascimottanasana

  5. Seguidamente, se puede preparar sarvangasana o la postura de la vela y permanecer brevemente en ella.
  6. Luego sirsasana o postura sobre la cabeza, en la que permaneceremos de cinco a diez minutos o más.
  7. Entonces de nuevo sarvangasana, pero esta vez permaneceremos de cinco a diez minutos. Si hay suficiente tiempo, se pueden hacer vinyasas en estas posturas.

    Díscipulo de Krishnamacharya en sarvangasana

  8. Posteriormente, mantendremos Mahamudra durante cinco minutos en cada lado.

    Krishnamacharya en mahamudra

  9. Tras esto, nos sentamos en Vajrasana o padmasana, habiendo hecho algunos movimientos preparatorios, y hacemos 108 rondas de kapalbhati.

    Ramaswami en vajrasana, realizando hasta vinyasas o movimientos de brazos.

     

  10. Después un pranayama adecuado, puede ser ujjayi, nadi sodhana o viloma, con o sin mantras, durante unos 15 minutos.
  11. Cinco minutos de sanmukhimudra o cierre de las siete puertas: La palabra sanmukhi significa siete puertas y se refiere a las siete aperturas sensoriales: dos ojos, dos oídos, dos fosas nasales y la boca que son las siete puertas de la percepción a través de las cuales se recibe la información del mundo exterior. En sanmukhi mudra, se cierran esas siete puertas, permitiendo que la conciencia se vuelva directamente a su fuente. Ramaswami nos enseñó a practicarlo usando los pulgares para cerrar los oídos, los dedos índice y corazón ligeramente sobre los párpados, los dedos anulares descansando suavemente en los lados de la nariz y el meñique en la esquina de la boca. Aparte de los pulgares, el resto de los dedos son sólo un gesto, no hay que presionar en los ojos o la nariz.

    Sanmukhi mudra por Anthony Grim Hall


  12. Y finalizaremos con 15 minutos de meditación o recitación de mantras.

En total, aproximadamente una hora y media de práctica.

Como ves, la práctica de asana en vinyasa krama tiene una parte más dinámica (pasos 2 y 3), y otra más estática donde las posturas son mantenidas por varios minutos (pasos 4 al 8). A esto se añade un tiempo de pranayama (pasos 9 y 10), pratyahara o cierre de los sentidos (paso 11) y meditación (paso 12).

 

¿Y si solo tengo media hora?

En el libro Yoga beneath the surface, D. Hurwitz pregunta a Ramaswami cómo podría ser una práctica de vinyasa krama de media hora de duración. Esta es la respuesta del maestro:

De quince a veinte minutos de varios vinyasas – movimientos con la respiración- será adecuado. Uno puede hacer posiblemente entre 50 y 60 movimientos en ese tiempo. Puede continuar con algo de pranayama y shanmukhimudra (sello de los seis sentidos).

Otro día, podría hacer algunas asanas tales como sarvangasana o paschimatanasana, en las que puede permanecer durante aproximadamente tres a cinco minutos.

 

Espero que esta información te ayude a elaborar e iniciar una práctica de vinyasa krama en casa. Si tienes cualquier pregunta o aportación, no dudes en dejarla en los comentarios abajo.

Si te ha gustado esta entrada y quieres recibir más información y artículos sobre yoga, vinyasa krama, secuencias, etc. puedes suscribirte pinchando aquí: Newsletter

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 1 =