,

Yoga, Detox y Mindfulness: ¿son solo etiquetas? [Vídeo Post]

Yoga, Detox y Mindfulness

En nuestros días, las palabras Yoga, Detox y Mindfulness aparecen por todas partes. Parece que si alguien quiere vender un zumo basta con ponerle el apellido detox y ¡hecho! O cuando la modelo de turno se inventa una rutina de gimnasia, lo llama yoga y ya tiene las clases llenas. Y por supuesto, no hay retiro que se precie que no contenga sesiones de mindfulness.

Estas palabras se han convertido en etiquetas que ya tienen el marketing hecho, y de ahí que muchas personas quieran aprovecharse económicamente de ellas.

Pero, para que no nos vendan la moto, tenemos que preguntarnos qué hay detrás de estas etiquetas, qué significan en verdad estas palabras, y si está justificado o no su uso en cada caso. 

He grabado un pequeño vídeo dándote mi opinión al respecto. Espero que te guste y que dejes tu propia opinión en los comentarios.

 

¿Qué es un detox?

Yo considero que un detox es cualquier procedimiento que ayude a nuestro organismo a liberarse de las sustancias tóxicas.

El cuerpo humano cuenta con su propio sistema detox, que es muy eficiente a la hora de transformar y eliminar las toxinas que existen en la naturaleza. El problema es la gran proliferación de productos químicos a que nos vemos sometidos en nuestros días. Ante esta sobre exposición a elementos extraños de síntesis, especialmente los conocidos como perturbadores endocrinos, nuestro propio sistema de limpieza se muestra insuficiente e inadecuado, y el organismo desarrolla patologías como cáncer, enfermedades metabólicas, infertilidad, etc.

Por eso, es necesario que nos protejamos de estos tóxicos, y tenemos varias vías para hacerlo:

  • Reducir al mínimo la exposición a químicos dañinos para el organismo. Para ello hay que tener en cuenta la composición de los alimentos y bebidas que ingerimos, así como de los productos de cosmética y limpieza que utilizamos, e incluso de los instrumentos de cocina y hogar que usamos.
  • Ante aquellos tóxicos que entran de forma inevitable en el organismo, podemos hacer dos cosas:
    • Intentar que no sean absorbidos por los órganos: hay sustancias como la clorofila o los probióticos que impiden la asimilación de las sustancias tóxicas, tales como el cadmio, el arsénico y el plomo.
    • Estimular el buen funcionamiento de nuestros órganos, especialmente del hígado, que es nuestro órgano detox por excelencia, para que sean capaces de deshacerse de los tóxicos que llegan a ellos.

Por eso, en mi opinión, cualquier procedimiento que actúe en uno de estos tres frentes para protegernos de los tóxicos, puede considerarse un detox.

 

¿Qué tiene que ver el yoga con el detox?

Seguro que has escuchado el término yoga detox. Pues bien, en mi opinón, se trata de una expresión redundante, porque el yoga en sí mismo es necesariamente detox.

En el segundo de los Yoga Sutra de Patánjali leemos:

Yoga citta vritti nirodah.

El yoga es el cese de las fluctuaciones de la mente.

Este es, en efecto, el objetivo primero y último del yoga. Pero para lograr una mente en calma, primero tenemos que conseguir un cuerpo sano y equilibrado.

Por eso la primera serie del método Ashtanga Vinyasa Yoga, creado por Pattabhi Jois, se llama Yoga Chikitsa, o yoga terapéutico: es necesario limpiar, fortalecer y sanar el cuerpo antes de adentrarnos en prácticas más avanzadas de yoga.

Así que cuando hablamos de yoga detox no nos referimos, ni mucho menos, a un estilo particular de yoga, porque todo yoga es detox. Nos referimos más bien a la práctica de aquellas asanas y técnicas de pranayama más adecuadas para estimular la depuración del organismo.

 

¿Por qué todo yoga es detox?

En el plano físico:

La práctica de asanas es siempre desintoxicante al menos de dos formas:

  • Estimula la circulación sanguínea, lo que significa que todas las células de nuestro cuerpo se ven mejor oxigenadas y nutridas, al tiempo que ayuda a arrastrar los desechos tóxicos hacia las “vías de salida”.
  • Las asanas, especialmente las torsiones, flexiones hacia delante y hacia detrás, proporcionan un suave masaje a nuestros órganos internos, lo que promueve su funcionamiento. De esta forma ayudamos a órganos vitales como el hígado, el colon o los riñones a cumplir con su función de filtros, de órganos anti-tóxicos por excelencia.

El pranayama o técnicas de control de respiración equilibra nuestra energía, mejora la función respiratoria y por lo tanto favorece la limpieza del organismo.

Además, el yoga, tanto las asanas como el pranayama y la meditación, nos hacen más conscientes de nosotros mismos. Nos ayudan a reconectar con nuestra voz interior. Esto nos va a ayudar a mantenernos voluntariamente alejados de tóxicos tales como el tabaco o el alcohol. Se cuenta que un millonario fue a visitar a Paramahansa Yogananda porque quería iniciarse con el yoga, y le preguntó: ¿Pero tengo que dejar de beber y de fumar? Paramahansa le respondió: No, no tienes que dejar de beber, ni fumar para practicar yoga. Lo que no puedo garantizarte es que después de practicar yoga durante algún tiempo quieras seguir fumando o bebiendo. 

En el plano mental:

Cuando pensamos en desintoxicarnos, no hay que pensar solo en limpiar el cuerpo sino también la mente. Hay pensamientos más tóxicos y nocivos que muchos químicos. El yoga también nos ayuda con esto a través de la meditación.

La meditación nos concede unos momentos de silencio con nosotros mismos, unos momentos de aislamiento y desconexión del mundo exterior. Esto tiene poderosos beneficios sobre la salud tanto física como mental e emocional.

 

¿Y qué es el mindfulness?

El mindfulness es el término inglés que se utiliza para referirse a las prácticas que utilizamos para entrenarnos en la plena consciencia, es decir, en darnos cuenta de lo que ocurre dentro y fuera de nosotros en el momento presente.

Se trata de mantener una actitud de testigo, de observador ante las cosas que nos suceden: ante la respiración, ante las percepciones de nuestros sentidos, y también ante nuestros pensamientos y emociones.

De esta forma nos hacemos más conscientes de nosotros mismos: de cómo respiramos o caminamos, de lo que comemos (mindful eating), de por qué hacemos lo que hacemos.

 

¿Qué relación tienen Yoga, Detox y Mindfulness?

Para recapitular, podemos decir que yoga, detox y mindfulness están tan estrechamente unidos que es difícil separarlos.

Es cierto que estas tres palabras se han convertido en etiquetas, como decíamos al prinicipio, casi siempre con fines comerciales.

Yo misma ofrezco en esta web un Programa Detox Cuerpo – Mente con Yoga y Remedios Naturales. Pero puedo decir con toda tranquilidad, que en mi caso he utilizado estas palabras con plena consciencia de su significado.

El yoga, como decía más arriba, es siempre desintoxicante. Y por otra parte, el yoga constituye siempre un entrenamiento en la plena presencia, en ser conscientes del aquí y ahora y convertirnos en testigos de nosotros mismos.  En ese sentido, yoga es mindfulness.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres − 2 =