,

5 asanas de yoga para mejorar tu postura

Yoga para mejorar la postura

En la entrada de hoy, Edith Gómez, colaboradora habitual de Insayoga, te habla de cómo el yoga puede ayudarte a mejorar tu postura para evitar los dolores y complicaciones que se derivan de los malos hábitos posturales.

El estilo de vida que llevan la mayoría de las personas actualmente contribuye de forma significativa en su estado de salud, y eso puede verse reflejado incluso en las posturas corporales que adoptan. Estar de pie o sentarse de forma incorrecta no solo ocasiona estragos físicos a la columna vertebral, sino que también tiene una fuerte incidencia en los estados de ánimo de las personas. Más adelante te hablaremos de las propiedades que tiene el yoga para reparar eso, pero antes te invitamos a que descubras todos los beneficios que ofrece la meditación según la ciencia en Nutrición Sin Más.

La escoliosis y la cifosis postural, que no son otra cosa sino una curva en columna vertebral y una joroba respectivamente, son de las afecciones musculares que más sufren las personas en todo el mundo. Cada una de ellas se ve incentivada no solo por las malas posturas, sino también por los largos periodos de tiempo de pie o sentados.

Si formas parte de ese aglomerado de personas que padecen de esas condiciones, en este artículo te hablaremos de las mejores asanas de yoga para mejorar tu postura.

Practicando cada una de estas de forma regular mejorarás considerablemente tu postura y también tu estado de ánimo, así que no pierdas tiempo y comienza por las que te revelaremos a continuación.

Las 5 asanas para mejorar tu postura

  • Adho Mukha Svanasana. Este es el nombre escrito en lenguaje sánscrito, pero la verdad es que suele ser conocida como la asana de la V invertida o el perro mirando hacia abajo. Es un ejercicio de mero estiramiento que te será útil para combatir los dolores de espalda productos de una mala postura, así como también te permitirá fortalecer la musculatura de la zona para mejorar de forma considerable tu postura.
  • Uttanasana o flexión hacia delante de pie. Esta postura es de las más básicas dentro del amplio catálogo de asanas que posee el yoga. Para hacerla solo debes hacer una flexión del tronco hacia delante hasta que puedas tocar los dedos de los pies. Trata de flexionarte desde las ingles, desde las caderas, manteniendo la espalda recta. No importa si al principio no puedes bajar mucho, practica y todo llega 😉

Los beneficios de esta postura son múltiples, pero están estrictamente relacionados a solucionar los dolores característicos de la escoliosis. Uttanasana es de las posturas más eficaces para prevenir las dolencias que tengas que ver con la columna vertebral, por lo que es importante que se ponga en práctica desde temprana edad para acostumbrarnos a una postura correcta en la adultez.

  • Pascimottanasana. Similar a la anterior, esta postura se conoce comúnmente como la postura de la pinza.  El método para realizarla correctamente es parecido a la Uttanasana, debes sentarte de forma erguida y luego descender el tronco hasta que logres tocar las plantas de tus pies. Al bajar, no redondees la columna, trata de mantenerla recta, doblando, como en la postura anterior, desde las caderas. Recuerda integrar un buen ritmo respiratorio para lograr mantener esta asana al menos 10 minutos, los beneficios serán notables.

Entre esos beneficios encontramos una mejora en la flexibilidad, lo que te permitirá a la larga realizar nuevas posturas, de un nivel más avanzado en yoga, que enriquezcan todavía más tu salud. Es una postura ideal también para fortalecer y estirar los músculos de la espalda baja, lo que resulta indispensable para las personas que trabajan o cargan mucho peso de forma diaria.

  • Balasana o postura del embrión, también conocida como la del niño. Es una posición sencilla de realizar, solo consiste en apoyar las rodillas y las piernas del suelo, para luego posar el cuerpo sobre ellas mientras estiras los brazos hacia atrás, y dejas caer la cabeza hacia el frente.

Balasana es sin duda una de las asanas que más ayuda a corregir la postura, ya que se trabaja en el estiramiento del cuello y el buen posicionamiento de los hombros, lo que te sumará altivez una vez estés de pie. Al estirar también la espina dorsal, harás descansar tu cuerpo de las exigencias físicas del día a día.

  • Salabhasana. Por último te presentamos la postura del saltamontes, como es popularmente conocida una de las asanas que mayores beneficios presenta para lograr la corrección postural. Consiste en apoyar el abdomen sobre el suelo mientras tu cabeza, cuello y piernas se elevan formado casi una U; durante todo ese proceso los brazos deben estar plegados a los lados del cuerpo.

Es una postura difícil de mantener, pero que presta incontables beneficios para la espalda, los hombros y el cuello. Una de sus principales aportes es que aumenta la flexibilidad de las personas y su resistencia a dolores causados por malas posturas.

yoga para mejorar tu postura
Asanas de yoga para mejorar tu postura

Puedes dejar tus comentarios, dudas o preguntas abajo. Y si te ha gustado esta entrada, no te pierdas las próximas: suscríbete a nuestra Newsletter.

Suscríbeme a la Newsletter

* indicates required


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 4 =