,

B.K.S. Iyengar: maestro de maestros

Mañana se cumple un año del fallecimiento de B.K.S Iyengar. En las últimas semanas he estado recordando mucho a este gran maestro. He releído algunos de sus libros con la intención de escribir una entrada sobre él, y rendirle de esa forma un humilde homenaje en el aniversario de su muerte.

Quería escribir algo yo misma, pero por suerte, me topé con un libro precioso: Iyengar, the Yoga Master. Se trata de una compilación de artículos escritos por algunos de los más grandes maestros de Yoga de todos los tiempos en honor a B.K.S Iyengar. Figuras como T.K.V. Desikachar, Judith Hanson Lasater, Patricia Walden, Pixie Lillas, Anne O´Brien, John Friend, Richard Freeman, Rodney Yee, o Chuck Miller dedican sus palabras de agradecimiento y admiración a este maestro de maestros. Incluso la actriz Annette Bening tiene un ensayo en el libro.

Tal vez la palabra que más se repite en todos los artículos es PASIÓN. Todos coinciden en que la pasión del Sr. Iyengar por el Yoga no conocía límites.

Nunca he conocido otro ser que estuviera tan absolutamente interesado e, increíblemente, todavía tan curioso acerca de su arte.
Patricia Walden

 

Cualquiera que haya visto a B.K.S Iyengar practicar, hacer demostraciones, enseñar o hablar de Yoga ha experimentado su inconfundible pasión por el tema. Su fervor va mucho más allá del entusiasmo de incluso los más serios estudiantes de este arte. Él está consumido por el Yoga, y se entrega a ello de forma absoluta.
– John Schumacher

 

Comparar el fuego y la pasión del Sr. Iyengar por el Yoga con los de otros profesores es como comparar el sol con la llama de una vela.
– John Friend

Todos coinciden en destacar que esta pasión de Iyengar se traducía en una gran INTENSIDAD en su forma de enseñar, así como en una férrea DISCIPLINA.

Patricia Walden, cofundadora del B.K.S. Iyengar Yoga Center en Cambridge, Massachusetts, relata como estuvo asistiendo durante 8 años a las clases del Sr. Iyengar sin que este le dirigiera la palabra. Solo una vez, en su primera clase, a la que había asistido vestida con unas mallas rojas para llamar la atención, le escuchó decir algo así como: Voy a destruir tu egoY según Patricia, este silencio hacia ella la hizo más fuerte y decidida. Y también esta profesora cuenta como el Sr. Iyengar mantuvo una disciplina inquebrantable hasta sus últimos años de vida:

Aunque estuviera lesionado, hiciera una práctica restauradora o una práctica intensa, pasara lo que pasara, allí estaba día tras día. 
Patricia Walden

Patricia Walden

Otra cualidad que señalan todos sus discípulos es su GENEROSIDAD y COMPASIÓN. John Schumacher, fundador y director de Unity Woods, y citado por el Yoga Journal como uno de 25 americanos que están dando forma al yoga de hoy, escribe:

 

Su generosidad se reflejaba en el esfuerzo que ponía en enseñarnos y su disponibilidad para ayudar a aquellos con problemas particulares. Poco a poco, empecé a entender que su generosidad de espíritu nacía de una profunda compasión. (…) El trabajo del Sr. Iyengar para aliviar el sufrimiento de la gente con que entraba en contacto surgía de su profunda empatía hacia aquellos que sufren dolor. Quizás esto se deba a lo difícil de su juventud, marcada por la enfermedad y la extrema pobreza, quizá al sufrimiento que él experimentaba en su propio cuerpo y mente cuando luchaba por dominar su arte, o tal vez como resultado de su habilidad para ver la humanidad esencial de la gente que conocía. Cualquiera que sea la razón, la compasión es un aspecto fundamental del carácter del Sr. Iyengar.

Su generosidad quedó reflejada también en los esfuerzos que hizo para ayudar a su ciudad natal:

Nunca olvidó su ciudad natal. En Bellur, en el estado de Karnataka, trabajó activamente para mejorar las vidas de la gente, contribuyendo a construir un templo, una escuela y un hospital.
– Marian Garfinkel, Senior Intermadiate Iyengar Yoga Teacher.

 

Particular mención merece el ensayo de John Friend, creador de estilo Anusara Yoga, por las hermosas palabras que dedica al maestro. John relata la primera vez que estrechó la mano del Sr. Iyengar en el campus de la Universidad de Harvard:

Sentí el brillo de la mente del Sr. Iyengar, la poderosa inteligencia de su cuerpo, y el fuego de su corazón. / Una vez que has sido tocado directamente por el fuego de B.K.S. Iyengar, vibras en una frecuencia diferente. Nunca vuelves a ser el mismo./ No estoy seguro de que el mundo vaya a ver un profesor de hatha yoga tan ardiente, apasionado e intensamente brillante durante mucho tiempo.
John Friend

John Friend

Dicen que la verdadera misión de un maestro es inspirar a sus alumnos. Entonces tenemos que concluir que el Sr. Iyengar ha sido un auténtico maestro de maestros, pues ha iluminado e inspirado las vidas de tantos grandes genios del Yoga. Y sin duda continuará siéndolo durante muchas generaciones.

 

Esperamos honrarle, Sr. Iyengar, de la forma en que usted nos ha honrado a nosotros, con gran cuidado y atención, con amor y respeto, y con devoción y servicio. – Rodney Yee, autor de The Poetry of the Body.


Si te ha gustado esta entrada, no te pierdas las próximas: ¡suscríbete a la Newsletter de Insayoga hoy mismo y te enviaremos interesantes artículos y secuencias de yoga cada semana!

Suscríbeme a la Newsletter

* indicates required

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 2 =