Entrevista a Cosmin Iancu: el arte de ser libre

¡Hola a todos!

Estoy muy feliz de inaugurar una nueva sección del blog. La he llamado: Pequeñas charlas con grandes maestros, y como indica su nombre se trata de una sección de entrevistas, en la que voy charlar en un tono distendido e informal sobre todo con profesores de yoga, pero no solo, también con cualquier persona que tenga una historia inspiradora acerca de cómo el yoga ha cambiado su vida.

Como ya sabéis, desde que empecé el blog hace ya tres años, este ha sido mi principal propósito: difundir el poder transformador del yoga. Pero para no ser yo la única la que os lo cuenta, he decidido empezar con estas entrevistas.

Y para mí era muy importante empezar con Cosmin Iancu, ya que no solo es mi maestro sino también mi amigo, y les tengo mucho cariño tanto a él como a su mujer, Andreea. Así que esta mañana he tenido la suerte de pasar un largo rato charlando con él. Nos hemos reído, casi hemos llorado, y, aunque se me han quedado algunas preguntas en el tintero, la verdad es que hemos tratado temas muy interesantes y debatidos sobre la práctica del yoga.

Me imagino que la mayoría de vosotros ya conocéis a Cosmin Iancu, pero para los que todavía no, os diré que se trata de un profesor de Ashtanga Yoga reconocido a nivel internacional. Nacido en Rumanía, vivió durante mucho tiempo en Canadá, donde trabajó como arquitecto, hasta que lo abandonó todo por el yoga. Se formó en la India, en la tradición Sivananda, y más tarde se trasladó a Valencia, donde habita y da clases desde 2010.

Cosmin nos ha contado cómo conoció el yoga, y por qué se puede decir que el yoga le salvó la vida. Nos ha hablado de su experiencia con las drogas, y de cómo estuvieron a punto de costarle la vida. Hemos conversado acerca de cuestiones como el ashtanga yoga, las nuevas modas y tendencias en el mundo del yoga, el veganismo, etc, etc.

 

Resumen de la entrevista

No te pierdas la entrevista completa. A continuación te resumo un poquito el contenido junto con la localización en el vídeo.

1:30 – PRESENTACIóN 

  • Cuando le pedí a Cosmin que hiciéramos esta entrevista, le ofrecí mandarle las preguntas con anterioridad, porque sé que es lo que se suele hacer. Pero él me dijo: No, Noe, no me las mandes, porque si las leo de antemano contestaré con la mente, si no las conozco contestaré con el corazón. Creo que esto ya lo dice casi todo de él. Así que ante todo, gracias Cosmin por venir con el corazón en la mano, nunca mejor dicho.

  • Si alguien me llama para hablar de algo que pueda ayudar a cambiar vidas para mejor, enseguida.

  • Tú te presentas en tu web diciendo: Soy Cosmin y soy un buscador. ¿Qué estás buscando?

  • Bueno, no lo sé todavía, si lo supiera ya lo habría encontrado. (…) Creo que como todo el mundo, lo que busco es la felicidad y encontrar un sentido a la vida. (…)

 

4:40 – ENCUENTRO Y PRIMERAS EXPERIENCIAS CON EL YOGA

  • Bueno, pues si te parece, empecemos por el principio. Cuéntanos cómo fue tu primer encuentro con el yoga.

  • Conocí el yoga a los once años, cuando mis padres me llevaron a un acupuntor por un problema de asma y él me regaló un libro, clandestino, porque en aquella época el yoga estaba prohibido en Rumanía. (…)

  • Tú eres rumano de nacimiento y según te he oído decir, canadiense de adopción. ¿Cuándo y por qué viajaste a Canadá?

  • En Rumanía tenía una vida muy intensa. Como estudiante de arquitectura estaba muy metido en los círculos artísticos. Era justo después del fin del comunismo, una época muy caótica en Rumanía. Algunos han aprovechado para hacer dinero, y otros como yo, hemos aprovechado para experimentar cosas. Y entonces para mí las drogas fueron como algo diferente, algo nuevo. Y de pronto tenías acceso a libros sobre esoterismo y drogas, y  experiencia psicodélicas y místicas. Empecé a experimentar con eso y me vi metido en un rollo de dependencia. Y fue en ese momento cuando sentí que tenía que escaparme de allí y emigré a Canadá, donde empecé a trabajar como arquitecto. (…)

  • ¿Y cómo fue tu vida allí?

  • Al principio de estar en Canadá, seguí metido en las drogas hasta un punto que casi me cuesta la vida. (…) Luego me casé con Andreea y creo que el amor hacia ella me ayudó a salir de todo esto. Y empecé una vida “normal” en Canadá (…) pero la palabra que más me venía a la mente en aquellos momentos era ‘libertad’, ‘freedom’. Así que decidimos dejarlo todo de nuevo y cambiar de vida.

  • Y luego fuiste a la India y te formaste en la tradición Sivananda

  • Sí, en India conocí a Bhooma (Chaitanya), y la verdad es que tuve suerte porque con todo el mercado espiritual que hay allí, tuve la suerte de conocer a un verdadero yogi. (…)

  • Llegados a este punto creo que puedo preguntarte: ¿puedes decir que  EL YOGA TE CAMBIÓ LA VIDA?

  • La verdad es que sí, completamente, claro. (…)

  • Dices que dedicas tu vida al Supremo. ¿Qué es para ti el Supremo? (18:20)

  • Lo llamamos el Supremo, lo llamamos Dios, Alá, Tao, Universo, la Fuente Suprema, lo que sea. Es lo más intenso de explicar con palabras, es algo que no se puede explicar con palabras (…) pero puedo intentar. Imagínate un cuerpo, este cuerpo, y nosotros somos células de este cuerpo, y no nos damos cuenta de que formamos parte de un cuerpo grande (…) Así lo veo yo, me siento como una célula pequeñita, sí que tengo mi fuerza de voluntad y mi derecho de elegir, pero la base, la energía, lo que me da vida es algo mucho más grande, algo que esta en la base de todo lo que veo y entiendo. Además ahora vivo en este cuerpo, pero este cuerpo es algo muy limitado, la Fuente es algo que no tiene fin ni comienzo, es algo ilimitado (…).

22:43 – VALENCIA

  • ¿Y por qué Valencia?

  • Un poco por casualidad. Porque teníamos un amigo aquí. Y al principio no me gustó. Pero poco a poco me di cuenta de que estoy aquí con un propósito, cualquiera que sea, y empecé a dejar de resistirme y todo empezó a fluir.

  • ¿Piensas quedarte?

  • Sí, sí, pienso quedarme, por ahora sí.

     

25:20 – FESTIVALES, WORKSHOPS, RETIROS.

  • Otra cosa que me llama mucho la atención es que parece que estás en todas partes como dios 🙂 Prácticamente todos los fines de semana te encontramos bien en un Festival, bien organizando uno workshop, en un retiro… ¿Cómo lo haces para compaginar todo esto con tus práctica personal y tus clases habituales, y encima parecer siempre tan sereno?

  • Parezco sereno, parezco tranquilo, no todo el tiempo estoy tranquilo, dentro de mí a veces hay muchas cosas. Pero me gusta lo que hago, cuando te gusta lo que haces no tienes que poner mucha fuerza, es como dejarte llevar por la corriente. (…) El secreto es soltar la resistencia, dejar de resistirse. Además creo que es importante que en esta ciudad pasen cosas relacionadas con la espiritualidad.

Lo que veo que a la gente le cuesta mucho es acostumbrarse a tomar el yoga como un estilo de vida. Hay mucha gente que busca lo más barato, lo gratuito, y no quieren invertir mucho en eso, pero quieren los beneficios. Y no me refiero a dinero, sino a energía, pero también el dinero es energía. (…) Una vez que tú das importancia a algo, inviertes una energía, un dinero en algo, eso significa un compromiso y te motiva a practicar. Veo esta mentalidad también en los profesores: se venden muy barato, por miedo a no recibir bastante para poder seguir. Y quería decirles: no tengáis miedo,  no tengáis miedo, la Fuente está con nosotros, elevad vuestros estándares. (…) A la gente que quiere el yoga gratuito yo les diría: “¿vosotros cuando vais a trabajar, vuestro jefe os pide que trabajéis gratis? (…)

35:57 – ASHTANGA VINYASA YOGA

  • El estilo que practicas y enseñas ahora es Ashtanga. ¿Por qué lo elegiste?

  • Me ha elegido él a mí 🙂 Me ha gustado. Al principio, poco a poco, me di cuenta sin saber conectaba posturas entre ellas como en el vinyasa, y después descubrí que existe el Vinyasa Yoga que hace eso.

  • Mucha gente que ha probado el Ashtanga consideran que es demasiado duro, que se trata de un estilo para jóvenes y que los que pasan de 40 mejor se abstienen y se dedican a algo más tranquilo. ¿Tú qué opinas de esto?

  • Sí, el Ashtanga en efecto fue diseñado para los niños y jóvenes del Colegio de Mysore. Si tomas esta práctica, la sacas del contexto en que fue creada y la trasladas aquí y ahora, pues hay muchas diferencias. (…) el profesor debe modificar un poco la práctica para adaptarla al practicante.

  • 39:34 – Pero en la ortodoxia del Ashtanga no está bien vista esta adaptación (…) 

  • Mira, yo nunca he ido a Mysore, mis maestros son Kristina Karitinou y Manju Jois, y de ellos he aprendido que siempre hay que mantener el alma abierta cuando practicas. La práctica del yoga no es algo rígido donde nosotros tenemos que encajar, sino al contrario, tienes que adaptar la práctica a ti. (…) Krishnamacharya por ejemplo, habla de la necesidad de adaptar el yoga a las etapas de la vida. Y yo he sido muy dogmático también, pero me di cuenta de que me quedaba sin alumnos 🙂

  • 45:30 – Tú dedicas mucho tiempo en tus retiros al pranayama y la meditación, sin embargo, esto no es propio del Ashtanga. Lo que yo veo es que este estilo ha ponderado la práctica de asana en detrimento de otras ramas del yoga como el pranayama y la meditación. ¿Estoy en lo cierto?

  • En Ashanga Vinyasa el pranayama se introduce después de la segunda serie. (…) Pero hay mucha gente a quien no le interesa llegar tan lejos. (…) El Ashtanga no descuida el pranayama y la meditación, son los practicantes de Ashtanga los que a veces se olvidan, se fascinan con la práctica de asana y olvidan lo demás. (…) El asana te trae salud física, pero no va a ir más allá. El pranayama te conecta y arregla el flujo energético. Cada ‘anga’ tiene su propósito, por eso en mis retiros diseño una práctica integral, que integre todo esto.

 

49:32 – EL YOGA HOY

  • Desde que el yoga aterrizó en Occidente, hace casi un siglo, hemos asistido a una profunda tranformación de esta práctica. Vivimos la época del beer yoga, el yoga con cabras, el nude yoga, etc. etc, ¿Qué piensas de todas estas modas?

  • Yo estoy de acuerdo con todo, porque para cada uno el yoga es una cosa diferente. Y si tú dices que algo no es yoga, puedes estar alejando a algunas personas del yoga. ¿Sabes lo que a mí me ha acercado más al Divino, no fue la práctica de yoga, sabes lo que fue?  La heroína. (…)

  • 43: 30 – Tú acabas de empezar con tus vídeos en YouTube, ¿qué ventajas y qué inconvenientes encuentras en esta forma de enseñanza- aprendizaje del yoga?

  • Yo lo veo muy bien. La tecnología es nuestra amiga, y hay que aprovechar de todo esto. (…) Pero hay que pensar que cada uno es diferente, no hay una enseñanza válida para todos, entonces es conveniente empezar con un profesor, aprender la técnica.

51:38 – ESTILO DE VIDA

  • Tú eres vegano. ¿Piensas que un buen practicante de yoga debe ser necesariamente vegano? O, dicho de otra manera, ¿crees que comer animales atenta contra el principio de ahimsa o no violencia?

  • Ahora no (risas). Yo creo que lo que come uno, da igual, cada uno elige lo que le sienta bien. Si uno elige o no ser vegano, da igual. Lo importante es no forzarse, no encontrar resistencia en lo que haces. Si eres vegano de forma natural porque te sientes súper bien así, y no es un esfuerzo, estupendo. Es igual con el ahimsa. Mucha gente dice de no comer animales, pero también las plantas están vivas, yo cuando camino por la calle piso mil hormigas. ¿Significa eso que soy violento? (…)

 

55:20 – PARA TERMINAR

  • En tu web afirmas: Me llamo Cosmin y soy libre. ¿Qué es para ti la libertad?

  • Es ser siempre feliz. Es tan fuerte que ni puedo hablar sobre eso. Cuando eres libre, puedes respirar.

  • ¿Tú crees que eso es accesible a todo el mundo?

  • Sí, absolutamente, es más creo que es el deber de cada uno.

 

56:30 – PREGUNTA BONUS

 

ENTREVISTA COMPLETA

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − Once =