8 técnicas para tener un retiro de relajación sin gastar ni un céntimo

Te presentamos una nueva colaboración de Edith Gómez para Insayoga. Edith Gómez es editora de Gananci, apasionada del marketing digital y especialista en comunicación online, y hoy nos habla con su estilo ameno y entretenido, de cómo conseguir los beneficios de un lujoso retiro de meditación sin gastar ni un céntimo. Me han encantado estas sencillas ideas para cuidarnos sin alejarnos de casa.

Leer más

10 ventajas saludables que el yoga proporciona a tu vida

Hoy escribe para Insayoga Edith Gómez, editora de Gananci, apasionada del marketing digital y especialista en comunicación online. Edith nos cuenta como el yoga puede ayudar a todos, pero particularmente a los profesionales de todo tipo, que con frecuencia se ven sometidos a mucho estrés, pasan muchas horas delante del ordenador y necesitan estrategias para mejorar su eficiencia laboral y su creatividad.

El yoga es una práctica que ayuda a fortalecer los músculos, aumentar la flexibilidad del cuerpo y mejorar la paz y armonía con el universo. ¿Esto es real? Sí, y mucho más de lo que piensas. Es una práctica fenomenal, ya que favorece el coger confianza en uno mismo, estar dispuesto a tomar riesgos y tener la disciplina suficiente como para hacerles frente.

Estos son algunos de los numerosos beneficios que te puede ofrecer el yoga. ¡Empieza ya a practicarlos, siguiendo estos consejos!

  • Calma la mente

No te confundas y creas que el yoga te va a convertir en una persona demasiado tranquila, diferente a cómo eres habitualmente. Sería más acertado decir que puede calmar tus pensamientos y todo lo que te pase por la mente con el fin de permitirte tomar decisiones más acertadas que ayuden en tu día a día.

  • Te centra

Si sigues las posturas de yoga de forma correcta y también los principios de la meditación te sentirás mucho mejor y podrás liberar a tu mente de todos los pensamientos negativos que te atormentan. Poco a poco verás cómo las cosas que te están impidiendo avanzar se van disipando y tu vitalidad vuelve a estar por los aires, así como tu focalización.

  • Mejora tu postura

El ejercicio del yoga también te beneficia al conseguir una alineación más correcta cada día. Esto es de gran utilidad, sobre todo si pasas muchas horas delante del ordenador. También te ayuda en el fortalecimiento de los huesos y de los músculos. Permite una mayor conciencia del cuerpo y de cómo está posicionado en todo momento.

  • Mejora la concentración.

Muchas veces queremos hacer tantas cosas a lo largo de la jornada laboral que nos estresamos y al final damos gracias si conseguimos realizar tan solo una. Esto es lo más común que te pueda suceder a día de hoy: en nuestra cabeza hay tantísimos pensamientos que prácticamente nos resulta imposible enfocarnos en uno solo.

Si eres un individuo constante en el ejercicio del yoga  y de la meditación, de forma rápida te darás cuenta de cómo puedes dejar a un lado las distracciones y de cómo aumenta cuanto antes tu concentración.

  • Alivia la tensión de la espalda

No solo alivia la tensión de la espalda, también del cuello, la mandíbula, y las piernas, los hombros y el resto de zonas del cuerpo. Las posiciones de esta doctrina – sobre todo aquellas enfocadas en el estiramiento – están diseñadas para que los músculos y los huesos, que suelen estar contraídos y en tensión, logren finalmente estirarse.

Esto logrará producirte una gran sensación de bienestar tanto a corto como a medio plazo, dependiendo de si lo realizas todas las semanas.

  • Mejora tu digestión

¿Pensabas que esta práctica solo te serviría para ser más flexible y lograr una mejor sintonía con el universo? Pues tenemos una estupenda noticia para ti: esta práctica puede llegar a actuar a niveles que jamás podrías imaginar. Algunas de sus posturas están diseñadas única y exclusivamente para mejorar el sistema digestivo. Por esto mismo, alivian los malestares ocasionados por el estrés o por las malas posturas que se adoptan en toda la semana.

  • Te da fuerzas

Algunas personas creen que no hay mejor forma de empezar de buena forma el día que practicando ejercicios de yoga. Uno de los beneficios más conocidos de esta doctrina es que promueve el flujo de energía vital a lo largo de todas las zonas del cuerpo a través de las diferentes posturas y tácticas, que incluyen la sincronización de la respiración. Así que si lo practicas asiduamente te sentirás más despierto y creativo, dispuesto a enfrentarte a otras situaciones.

  • Te convierte en una persona más segura

Una persona que es emprendedora tiene muy claro que las relaciones dentro del empleo, lo son todo. No obstante, es cierto que establecer una red de contactos laborales no siempre es fácil y que puede ser muy complicado relacionarse con otras personas. El yoga es una práctica estupenda que ayuda a mejorar la confianza en uno mismo. De este modo favorece las relaciones en el ámbito profesional y personal al creer más en ti.

  • Favorece la capacidad intuitiva

Uno de los objetivos principales de esta disciplina es el poder conocernos mejor a nosotros mismos, como individuos. Esto, por lo tanto, quiere decir que adquiriremos con la práctica una conciencia superior de la que solemos tener de forma habitual.

Lo mejor es que encontremos un lugar en el que podamos estar tranquilos, en silencio y en calma, con el fin de practicarlo de la mejor forma posible. Además, si mejoramos nuestra capacidad intuitiva, ¿qué mejor consejero para tomar decisiones?

  • Te ayuda a canalizar tus sentimientos

Las personas que practican este tipo de actividad logran gestionar de forma eficaz y eficiente sus emociones, en lugar de dejar que estas logren dominar a su persona. Pueden canalizar sus sentimientos y saben en qué situación o momento tomar ciertas decisiones para que sus acciones no tengan efectos perjudiciales. El yoga es un ejercicio o estilo de vida que gestiona el control sobre estas sensaciones, por lo que en lugar de reaccionar de forma drástica, permite tomar la situación con razonamiento.

Descripción de la autora: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.edith-gomez

Twitter: @edigomben

6 efectos secundarios del yoga

El yoga te aporta muchos beneficios físicos, en eso estamos todos de acuerdo. Pero…¿te han hablado alguna vez de los efectos secundarios del yoga?

Este artículo es el testimonio de Adriana Sánchez, actriz, creadora de The Wild Goddess Coach Program y enamorada del yoga que vive en EE.UU, y desde allí nos cuenta cómo se ha transformado su vida desde que encontró el yoga.

 

La primera vez que hice yoga, fue increíble, especialmente porque sentí los resultados esa misma clase. Me sentí más relajada y más despierta a la vez.

Así que me volví una adicta. Empecé a practicar todos los días. Porque no sé tú, pero yo necesito momentos de relajación todos los días.

Al pasar el tiempo los efectos eran menos notorios al terminar mi práctica. Pero ahora algo diferente pasaba.

Sutilmente empecé a notar cambios en mi vida y en mi comportamiento, no sólo externos pero internos también. Estos son los que yo llamo los efectos secundarios del yoga.

  1. Compasión: Empecé a sentirme totalmente compasiva hacia todo a mi alrededor, no todo el tiempo, (I wish!, tal vez con más y más práctica), pero era mucho más notoria la intensidad con la que empecé a sentir. Compasión por mi misma, las personas, animales ¡e incluso insectos! ¿Loco verdad? Pensar que les tenía miedo. ¡La práctica me ha llevado a otro nivel existencial!. La filosofía del yoga nos dice que todos somos uno, y cuánta verdad hay ahí. Lo que uno le hace al prójimo y al planeta tierra nos lo hacemos a nosotros mismos.
  2. Confianza en uno mismo: ¡Sí!. El yoga te puede llevar a creer más en ti de una manera genuina. ¿Cómo? Cada vez que te encuentras más cerca de sacar una pose, y confirmas que con un poquito más de tiempo y práctica la pose te sale mucho mejor, generas un sentimiento de confianza. Un poquito más y me sale. Esto se traduce fuera de nuestro mat. Llegar a dominar una pose, es una profunda práctica de paciencia, tiempo y dedicación. Los únicos elementos que necesitas para lograr cualquier objetivo. Por lo que inconscientemente en tu práctica yóguica estás también practicando confianza y éxito en ti mismo. Porque de la forma que haces una cosa, es como haces todo.
  3. Estilo de vida saludable: este es uno de los elementos más curiosos y que no siempre sucede. Pero ¿quién sabe? Me pasó a mí, tal vez te pase a ti también. La práctica del yoga, te da el poder de estar más conectado con tu cuerpo y poder escucharlo más claramente. Cuando esto pasa no hay forma en que no lleves un estilo de vida saludable. Porque tu cuerpo te va a mandar los mensajes y tú vas a tener que escucharlos. Tal vez no hacerles caso, eso ya depende de ti, pero sí los vas a escuchar fuertes y claros. Así que la hamburguesa con 7 kilos de cremas, se va a sentir totalmente diferente a cuando no podías escuchar a tu cuerpo de manera tan notoria. Uso ese ejemplo porque esa era yo, pero es probable que para ti no sea la hamburguesa pero otra cosa que a tu cuerpo no le caiga bien. Los mensajes te llevarán de una u otra manera a darle a tu cuerpo lo que necesita para sentirse mejor, y tus hábitos van a cambiar de manera natural y orgánica.
  4. Presencia: ¿Alguna vez te has topado con personas que apenas entran en un espacio, llenan el espacio con su presencia? Bueno, el yoga con su cualidad de relajarte y traer al presente hace que tu presencia crezca. Esto va de la mano con elevar tu frecuencia vibracional. Me di cuenta de esto por la forma de los comentarios de otras personas y observando a practicantes avanzados.
  5. Mejora en las relaciones interpersonales: La práctica del yoga está científicamente comprobado que ayuda a cambiar tu manera de manejar situaciones. No es nuevo para nadie, que en nuestras relaciones interpersonales necesitamos cierta perspectiva y manejo de emociones. Lo que no podemos tener si no estamos en un estado de relajación y apertura. El doctor Alex Korb, Ph.D, investigador neurocientífico (https://www.psychologytoday.com/blog/prefrontal-nudity/201109/yoga-changing-the-brains-stressful-habits)  comparte los resultados de sus investigaciones de cómo el yoga, transforma nuestro cerebro para llevarnos a estados de relajación que nos permiten tener mejores interacciones. Este es un efecto secundario que se ha notado en mi vida.
  6. Adaptabilidad: Yes, un efecto secundario más de nuestra práctica. Al practicar vamos conectando con nuestro menudo y fino ser interno que tenemos aquí adentro. Ese menudo y fino ser es super adaptable y juguetón. Como un niño (nuestra esencia). Y no se hace problemas para adaptarse o cambiar. Además la parte física de la práctica también nos ayuda, podemos verlo al hacer ajustes en nuestras poses, adaptando la pose a nuestro cuerpo, poniendo block, mantas, etc. Para sentirnos cómodos y poder sostener la pose. Y como dije al principio, lo que hacemos en la esterilla, lo vamos a hacer fuera también. Seremos más conscientes de nuestro poder de adaptabilidad, y de las herramientas que podemos usar para adaptarnos a las situaciones que se presenten en nuestro camino.

Ok, ya te conté de mí, ahora es tu turno, compárteme tus efectos secundarios.

¡Con Amor y guiñada de ojo!

Adriana S

Adriana Sánchez

Adriana Sánchez nos habla hoy de los efectos secundarios del yoga.

Adriana Sanchez es actriz, coach de salud y profesora de yoga y meditación. Después de pasar por una severa depresión, se enamoró del yoga, la meditación y estilo de vida saludable, los cuales usó para sanarse de la depresión y tomar mejores decisiones en su vida. Ella piensa que el yoga es una de las mejores maneras para reconciliarse con el propio cuerpo y nuestro ser interno, así como para aumentar el amor y confianza hacia uno mismo. Ella es la creadora de The Wild Goddess Coach Program, donde ayuda a mujeres a enamorarse profundamente de su cuerpo y reclamar su poder. Adriana hace coaching online, y cuando no está trabajando, pasa su tiempo libre con su esposo, familia y recolectando más información en libros y documentales.