,

6 efectos secundarios del yoga

El yoga te aporta muchos beneficios físicos, en eso estamos todos de acuerdo. Pero…¿te han hablado alguna vez de los efectos secundarios del yoga?

Este artículo es el testimonio de Adriana Sánchez, actriz, creadora de The Wild Goddess Coach Program y enamorada del yoga que vive en EE.UU, y desde allí nos cuenta cómo se ha transformado su vida desde que encontró el yoga.

 

La primera vez que hice yoga, fue increíble, especialmente porque sentí los resultados esa misma clase. Me sentí más relajada y más despierta a la vez.

Así que me volví una adicta. Empecé a practicar todos los días. Porque no sé tú, pero yo necesito momentos de relajación todos los días.

Al pasar el tiempo los efectos eran menos notorios al terminar mi práctica. Pero ahora algo diferente pasaba.

Sutilmente empecé a notar cambios en mi vida y en mi comportamiento, no sólo externos pero internos también. Estos son los que yo llamo los efectos secundarios del yoga.

  1. Compasión: Empecé a sentirme totalmente compasiva hacia todo a mi alrededor, no todo el tiempo, (I wish!, tal vez con más y más práctica), pero era mucho más notoria la intensidad con la que empecé a sentir. Compasión por mi misma, las personas, animales ¡e incluso insectos! ¿Loco verdad? Pensar que les tenía miedo. ¡La práctica me ha llevado a otro nivel existencial!. La filosofía del yoga nos dice que todos somos uno, y cuánta verdad hay ahí. Lo que uno le hace al prójimo y al planeta tierra nos lo hacemos a nosotros mismos.
  2. Confianza en uno mismo: ¡Sí!. El yoga te puede llevar a creer más en ti de una manera genuina. ¿Cómo? Cada vez que te encuentras más cerca de sacar una pose, y confirmas que con un poquito más de tiempo y práctica la pose te sale mucho mejor, generas un sentimiento de confianza. Un poquito más y me sale. Esto se traduce fuera de nuestro mat. Llegar a dominar una pose, es una profunda práctica de paciencia, tiempo y dedicación. Los únicos elementos que necesitas para lograr cualquier objetivo. Por lo que inconscientemente en tu práctica yóguica estás también practicando confianza y éxito en ti mismo. Porque de la forma que haces una cosa, es como haces todo.
  3. Estilo de vida saludable: este es uno de los elementos más curiosos y que no siempre sucede. Pero ¿quién sabe? Me pasó a mí, tal vez te pase a ti también. La práctica del yoga, te da el poder de estar más conectado con tu cuerpo y poder escucharlo más claramente. Cuando esto pasa no hay forma en que no lleves un estilo de vida saludable. Porque tu cuerpo te va a mandar los mensajes y tú vas a tener que escucharlos. Tal vez no hacerles caso, eso ya depende de ti, pero sí los vas a escuchar fuertes y claros. Así que la hamburguesa con 7 kilos de cremas, se va a sentir totalmente diferente a cuando no podías escuchar a tu cuerpo de manera tan notoria. Uso ese ejemplo porque esa era yo, pero es probable que para ti no sea la hamburguesa pero otra cosa que a tu cuerpo no le caiga bien. Los mensajes te llevarán de una u otra manera a darle a tu cuerpo lo que necesita para sentirse mejor, y tus hábitos van a cambiar de manera natural y orgánica.
  4. Presencia: ¿Alguna vez te has topado con personas que apenas entran en un espacio, llenan el espacio con su presencia? Bueno, el yoga con su cualidad de relajarte y traer al presente hace que tu presencia crezca. Esto va de la mano con elevar tu frecuencia vibracional. Me di cuenta de esto por la forma de los comentarios de otras personas y observando a practicantes avanzados.
  5. Mejora en las relaciones interpersonales: La práctica del yoga está científicamente comprobado que ayuda a cambiar tu manera de manejar situaciones. No es nuevo para nadie, que en nuestras relaciones interpersonales necesitamos cierta perspectiva y manejo de emociones. Lo que no podemos tener si no estamos en un estado de relajación y apertura. El doctor Alex Korb, Ph.D, investigador neurocientífico (https://www.psychologytoday.com/blog/prefrontal-nudity/201109/yoga-changing-the-brains-stressful-habits)  comparte los resultados de sus investigaciones de cómo el yoga, transforma nuestro cerebro para llevarnos a estados de relajación que nos permiten tener mejores interacciones. Este es un efecto secundario que se ha notado en mi vida.
  6. Adaptabilidad: Yes, un efecto secundario más de nuestra práctica. Al practicar vamos conectando con nuestro menudo y fino ser interno que tenemos aquí adentro. Ese menudo y fino ser es super adaptable y juguetón. Como un niño (nuestra esencia). Y no se hace problemas para adaptarse o cambiar. Además la parte física de la práctica también nos ayuda, podemos verlo al hacer ajustes en nuestras poses, adaptando la pose a nuestro cuerpo, poniendo block, mantas, etc. Para sentirnos cómodos y poder sostener la pose. Y como dije al principio, lo que hacemos en la esterilla, lo vamos a hacer fuera también. Seremos más conscientes de nuestro poder de adaptabilidad, y de las herramientas que podemos usar para adaptarnos a las situaciones que se presenten en nuestro camino.

Ok, ya te conté de mí, ahora es tu turno, compárteme tus efectos secundarios.

¡Con Amor y guiñada de ojo!

Adriana S

 

Y si te ha gustado esta entrada, no te pierdas las próximas: ¡suscríbete a la Newsletter de Insayoga hoy mismo y te enviaremos interesantes artículos y secuencias de yoga cada semana!

Suscríbeme a la Newsletter

* indicates required

Adriana Sánchez

Adriana Sánchez nos habla hoy de los efectos secundarios del yoga.

Adriana Sanchez es actriz, coach de salud y profesora de yoga y meditación. Después de pasar por una severa depresión, se enamoró del yoga, la meditación y estilo de vida saludable, los cuales usó para sanarse de la depresión y tomar mejores decisiones en su vida. Ella piensa que el yoga es una de las mejores maneras para reconciliarse con el propio cuerpo y nuestro ser interno, así como para aumentar el amor y confianza hacia uno mismo. Ella es la creadora de The Wild Goddess Coach Program, donde ayuda a mujeres a enamorarse profundamente de su cuerpo y reclamar su poder. Adriana hace coaching online, y cuando no está trabajando, pasa su tiempo libre con su esposo, familia y recolectando más información en libros y documentales.

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trece + 16 =