frustración

El tiempo que pasamos en el trabajo representa una gran porción de nuestro tiempo. Y muchas veces nos vemos sumidos en la frustración y el estrés durante estas horas. Por supuesto, el yoga y la meditación pueden ayudarte. Además, en el artículo de hoy, Edith Gómez te cuenta otras cinco técnicas para aliviar estas emociones y aprender a gestionarlas. 


Todos lidiamos con el estrés y la frustración de trabajo, pero existen métodos para saber manejarlos de forma saludable y sin perjudicar tu desempeño laboral. Lo cierto es que forma parte del cambio de vida que necesitas, pero es importante que tengas en cuenta estrategias que te ayuden a manejar tus emociones.

Si ya eres una persona espiritual de seguro sabes el impacto que puede tener la meditación y el yoga en tu vida, pero más que eso, estos son solo algunas técnicas para sentirte en control de tus sentimientos. Cuando estás en el trabajo puede ser difícil practicar el yoga, y hasta la meditación, pero hay otras cosas que puedes hacer para sentirte más en calma.

Aquí están algunas cosas que puedes hacer para deshacerte de la frustración y volverte más estable con tus emociones:

 

Respira hondo y profundo por cinco minutos.

La forma en que respiramos afecta cómo nos sentimos y cómo manejamos los problemas del diario vivir. De seguro que ya sabes cómo respirar adecuadamente y con calma cuando haces yoga, entonces es hora de que apliques la respiración yóguica en tu trabajo y, en especial, cuando llega la frustración.

En el instante en que sientas llegar ese sentimiento de rabia, cierra los ojos, y respira hondo y profundo. Concéntrate solo en tu respiración, el ritmo, cómo se llena de aire tu abdomen, y cómo te sientes al exhalar e inhalar. Hazlo por alrededor de cinco minutos y verás que tu mente se despeja un poco y puedes analizar la situación con más claridad.

frustración

Sal a caminar y respirar aire fresco.

El error más común en el trabajo es evitar levantarnos y caminar un rato. Pero esto es sobretodo importante a la hora de tratar de deshacerte de la frustración en la oficina. En lugar de quedarte sentado en tu escritorio, aprovecha un descanso que tengas, aunque sean solo cinco minutos para salir a caminar y respirar aire fresco.

Es un hecho que cambiar de ambiente puede ayudar a distraer tu mente, pero también es cierto que sentir el aire en tu cara, ver a las personas caminar, y darte el espacio de estar lejos de tus labores por un rato, puede ser una de las formas más efectivas de cambiar el sentimiento de frustración por algo más productivo.

frustración

Habla con un colega o amigo.

Si tu frustración viene del trabajo, o de las acciones o palabras de alguien, entonces puede ser bueno que lo hables con otra persona que tal vez tenga un buen consejo.

Es verdad que si hablas con un colega acerca de otra persona de la oficina puedes crear conflicto, por lo que puede ser buena idea que llames a un ser querido o un amigo. Si no puedes hablar por teléfono, envíales un mensaje de texto, tan solo unas palabras expresando cómo te sientes puede ayudarte a superar la emoción de rabia y frustración.

Recuerda que una de las peores cosas que puedes hacer es guardarte tus sentimientos, pues entonces se embotellan y eventualmente explotas como una bomba de relojería.

frustración

Escríbelo y analiza tu sentimiento.

Cuando no hay tiempo u oportunidad de hablar con alguien acerca de tu frustración, la mejor opción puede ser escribir lo que sientes. Toma unos minutos que escribas en tu diario o en algún lugar seguro el por qué estás frustrado, qué ha ocurrido, qué te molestó, y cómo te hace sentir.

Una vez lo escribes estás procesando el sentimiento al mismo tiempo y poco a poco la frustración disminuye. Luego, date el tiempo de leer lo que has escrito y realmente entender por qué te sientes así, pues de esta forma será más fácil entender tu sentimiento y superarlo.

frustración

Ha llegado el momento de que tomes el control de tus emociones y sepas realmente como puedes mejorar tu vida. No dejes que la frustración y tus emociones hagan que tu desempeño laboral decaiga, con estos consejos puedes aprender a combatir la rabia y frustración de manera sana y en calma. Recuerda que solo tú puedes tener el control total de tus emociones y es esencial que lo hagas en las horas de trabajo.


Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Gran conocedora y amante de las técnicas de yoga y la meditación, se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.