Yoga en verano: posturas y consejos para aliviar el calor

Aunque este año me pilla lejos de allí, en la lluviosa Inglaterra, recuerdo bien lo que es el verano en muchas ciudades españolas. Recuerdo haber llorado de calor en Madrid, cuando estudiaba los exámenes de junio de la carrera, (llamadme exagerada, pero cuando estudias doce horas al día en una biblioteca repleta, a más de 30 grados y luego por la noche no puedes dormir de calor, ¡a veces te da por llorar!). Y sé lo que es caminar por Valencia a las 10 de la noche y sentir el aire caliente a tu alrededor, y organizar todo tu horario en función del sol, porque da miedo salir a la calle a ciertas horas… En estos días, a veces nos entran ganas de no hacer nada excepto tirarnos en el sofá delante del ventilador o el aparato de aire acondicionado. Lo más fácil es pasar de practicar yoga, de entrenar y de todo.

Sin embargo, bien utilizado, el yoga en verano puede ser una herramienta muy útil para combatir el calor. En esta entrada te damos algunos consejos para no solo no abandonar tu práctica en verano, sino bien al contrario convertirla en una aliada contra las altas temperaturas.

¿Cuándo practicar?

Elige las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde para hacer yoga. Tal vez sea una buena idea aprovechar el verano para instaurar el hábito de madrugar un poco y comenzar el día con una sesión de yoga; verás como afrontas el día con más energía y buen humor que nunca. O bien puedes elegir las últimas horas del día, cuando el resto del mundo se dedica a sentarse frente a la tele con el móvil en una mano y el mando en la otra, tú puedes decidir dedicarte a ti: unas cuantas asanas restauradoras y relajantes bastarán para asegurarte una noche mucho más tranquila.

 

¿Dónde practicar?

El verano es perfecto para practicar yoga al aire libre. Las playas y parques son lugares muy adecuados para disfrutar de una práctica en contacto con la naturaleza. Pero, obviamente, debes evitar hacerlo durante las horas centrales del días o a pleno sol. Los dermatólogos recomiendan no exponerse al sol en absoluto de 12 del mediodía a 4 de la tarde, ni siquiera con protector solar, ¿lo sabías?

También puedes mantener tu práctica en casa: elige una habitación bien ventilada, a ser posible establece un poco de corriente para renovar el aire, sin que llegue a ser excesiva. Si usas un ventilador o aire acondicionado, no los orientes directamente hacia ti, sino mejor hacia el techo.

 

¿Qué posturas son más adecuadas?

Depende mucho del momento del día, como siempre. Por la mañana, opta por posturas energizantes como las extensiones de espalda o flexiones hacia detrás, saludos al sol, etc. Por la tarde, elige posturas y secuencias restauradoras y relajantes como las flexiones hacia delante, saludos a la luna, y las posturas tumbadas.

En cualquier caso, intenta practicar más despacio que de costumbre, poniendo el énfasis en la respiración. Disfruta de las posturas en el suelo, que suele ser el lugar más fresco en verano 😉 Viparita karani o piernas a la pared es una postura óptima para esta época: por un lado aprovechas el fresquito de la pared; por otro, esta asana activa el sistema nervioso parasimpático, por lo que combate el estrés, promueve la relajación y calma la mente.

Una secuencia sencilla para practicar yoga en verano puede ser la siguiente:

SECUENCIA DE YOGA EN VERANO
tadasana5 respiraciones 5-pointed-star5 respiraciones uttanasana5 respiraciones
adho-mukha-svanasana5 respiraciones bitalasanaInhala marjaryasana

Exhala

 balasana5 respiraciones  baddha-konasana5 respiraciones  supta-konasana5 respiraciones
janu-sirsasana5 respiraciones a cada lado parivrtta-janu-sirsasana5 respiraciones a cada lado supta-baddha-konasana10 a 15 respiraciones
jathara-parivartanasana5 respiraciones a cada lado

viparita-karaniVarios minutos

savasanaDe 10 a 20 minutos

Por otra parte se recomienda evitar ciertas posturas en los días de mucho calor:

  • Largas inversiones.
  • Los guerreros mantenidos durante mucho tiempo.
  • Posturas entrelazando los brazos y las piernas, como Marichyasana D.

La clave: pranayama para refrescarte

Hay una técnica de pranayama que es realmente refrescante. Se llama Shitali pranayama, precisamente la palabra sheetali o shitali significa refrescante en sánscrito. Esta técnica enfría la mente y el cuerpo, baja la presión sanguínea y combate el estrés. Muchas veces las altas temperaturas nos ponen los nervios de punta, así que esta respiración te ayudará tanto física como psicológicamente.

Para practicarla simplemente sigue estos pasos:

  1. Saca la lengua y dobla los bordes laterales hacia el centro como haciendo un rollito con ella.
  2. Inhala larga y profundamente asegurándote de que el aire pasa por el centro de la lengua. Siente cómo el aire se enfría al entrar.
  3. Exhala despacio por la nariz.
  4. Repite todo de 10 a 15 veces.

Shitali Krishnamacharya

Otras cosas a tener en cuenta.

No olvides mantenerte hidratado. Bebe mucha agua y zumos de frutas naturales.

Opta por alimentos frescos que no generen demasiado calor corporal, como frutas y verduras frescas.

Utiliza especias refrescantes como la menta, el hinojo, el cilantro o el comino, para aderezar ensaladas, limonadas e infusiones.

 

Espero que estos consejos te resulten útiles. No dudes en dejar tus dudas o comentarios abajo.

¡Feliz verano!