Un retiro de yoga

Acabo de llegar de mi último retiro de yoga. Esta vez ha sido organizado por Living Yoga Valencia.

Los retiros de Cosmin y Andreea Iancu, son mucho más que un retiro de yoga. Ellos elijen los entornos más hermosos, te ofrecen deliciosa cocina vegana, y además tienen el don de atraer siempre a gente maravillosa.

Gente estupenda

Gente estupenda

IMG_6789

Andrea y Javi, una pareja entrañable.

Esta vez no ha sido una excepción. El retiro ha tenido lugar en Jabierans, Aldea de Retiro. Un enclave paradisíaco en las montañas de Castellón, a 800 m. de altura pero con unas impresionantes vistas al mar. Un lugar tan mágico que es difícil de describir. En su web, se describe como el sueño de un niño hecho realidad. Y realmente cuando llegas allí tienes esa sensación. Pequeñas casitas independientes hospedan a los huéspedes: el Nido, la Cueva...Y en la Casa Madre, Sibille y Jabier cocinan sabrosísimos platos elaborados con ingredientes que ellos mismos cultivan en su huerta ecológica. Efectivamente: un sueño.

Jabierans, Aldea de Retiro: el lugar perfecto para un retiro de yoga.

Jabierans, Aldea de Retiro: el lugar perfecto para un retiro de yoga.

IMG_6794

Otra de las estancias de la Aldea.

Impresionantes vistas con el mar al fondo.

Impresionantes vistas con el mar al fondo.

IMG_6786

La sala de yoga desde fuera.

IMG_6783

El nido: otra de las estancias de la aldea.

 

Desde tu habitación puedes escuchar los pájaros, las ranas, los lejanos ladridos de los perros, las ovejas… Pero sobre todo puedes escuchar el silencio.

Además cuentan con una amplia sala para practicar yoga. En ella, Cosmin nos ha ofrecido cuatro lecciones magistrales de esta disciplina. Hemos practicado ashtanga yoga con un ritmo tranquilo, escuchando siempre a nuestro cuerpo. De tal forma que, al final del día, después de haber practicado más de cinco horas, nos encontrábamos con mucha más energía que antes de empezar. Cosmin es un maestro de los auténticos, de esos que hablan poco y dicen mucho, sin prepotencia, con sencillez.

Después de las asanas, practicábamos una larga sesión de pranayama que Cosmin sabe guiar como nadie.

Además he tenido la suerte de poder ir con mi hija y mi marido, que han disfrutado de largos paseos por el campo. Mi hija ha estado completamente asilvestrada y feliz durante todo el fin de semana.

Todos hemos disfrutado de unos días que no olvidaremos nunca.

Os recomiendo vivamente para futuras escapadas, tanto la Aldea de Jabiernans como cualquiera de los retiros de Living Yoga Valencia.

Namasté, amigos.