Yoga y órganos internos: apuntes de un taller de Joan Sendra

El miércoles 11 de junio tuvo lugar en Gobinde (Valencia) un interesantísimo taller sobre yoga y órganos internos, al que tuve la suerte de asistir. Fue  impartido por Joan Sendra, profesor de anatomía en la Formación de Profesores de Kundalini de Gobinde (Valencia) y de Kundalini Yoga en Happy Yoga Barcelona, osteópata estructural y sacro craneal, creador del método Yoga Anatómico, compositor y músico,

Taller de yoga anatómico con Joan Sendra: yoga para órganos internos.

Taller de yoga anatómico con Joan Sendra: yoga para órganos internos. Joan Sendra es Profesor de Anatomía en la Formación de Profesores de Kundalini en Gobinde (Valencia), profesor de Kundalini Yoga en Happy Yoga Central (Barcelona). Osteópata estructural y sacro craneal. Creador del método Yoga Anatómico. Compositor y músico.

Os resumo a continuación algunos de los apuntes que tomé, las cosas que más me impresionaron y mis propias conclusiones.

Tengo que confesar que el taller me dejó un sabor agridulce. Por un lado, me di cuenta de hasta qué punto la vida que llevamos en nuestros días debilita y castiga nuestro organismo: estamos sometidos a tóxicos continuamente, en los alimentos, los productos cosméticos, y por supuesto, los medicamentos, la polución, el tabaco y el alcohol. A todo esto hay que sumar que vivimos en una sociedad en la que el estrés es endémico. Todo esto, tal y como explicó Joan, sobrecarga de trabajo nuestros órganos internos y conduce a dolencias y enfermedades.

La buena noticia es que el yoga puede ayudarnos a depurar nuestros órganos de una forma suave y paulatina, a ir limpiándolos poco a poco de las toxinas que los bloquean y no permiten su adecuado funcionamiento.

Joan Sendra insiste en que debemos evitar las depuraciones drásticas, las curas milagro que se anuncian en internet y por todas partes. Normalmente estos procesos provocan que los órganos suelten un aluvión de toxinas en sangre, con lo que, como se suele decir, puede ser “peor el remedio que la enfermedad”.

Síntomas de que tu hígado y otros órganos internos están sobrecargados de trabajo:

  • Respiración corta.
  • Vértigos.
  • Mareos.
  • Dolor en el brazo derecho.
  • Tensión arterial descompensada.
  • Dolores lumbares difusos.
  • Pérdida de visión.
  • Colon irritable.
  • Intolerancia al gluten.

¿Cómo limpiar los órganos internos?

  1. Promoviendo la circulación sanguínea: lo importante es que la sangre circule a través del hígado. Si ésta no fluye, se desviará hacia los riñones, que ya filtran habitualmente 6 litros de sangre al minuto. Esta sobre carga puede causar piedras en los riñones y una sobre excitación de las glándulas suprarrenales, lo que implica una mayor producción de adrenalina, más estrés y contracción diafragmática.
  2. Ejercicios de yoga: hay que practicar asanas que presionen el hígado, en combinación con otras que lo estiren. Por ejemplo, trikonasana hacia ambos lados.
    1. Trikonasana

      Utthita trikonasana o postura del triángulo: hacia la derecha contrae el hígado, hacia la izquierda lo estira. Ayuda a la limpieza de este y otros órganos internos.

      Utthita trikonasana o postura del triángulo: hacia la derecha contrae el hígado, hacia la izquierda lo estira. Ayuda a la limpieza de este y otros órganos internos.

    2. Uttitha parsvakonasana

      Noelia_047

      Uttitha parsvakonasana favorece igualmente el masaje de los órganos internos.

    3. Torsiones: las torsiones promueven un intenso masaje de los órganos internos.

      Parivritta parsvakonasana

      L.K. Parivrtta parsvakonasana

      Badha parsvakonasana

    4. Invertidas: las posturas invertidas y semi invertidas cambia de sentido la fuerza de la gravedad en relación con los órganos internos, lo que promueve la expulsión de desechos. Mejoran la circulación y tonifican el sistema glandular.
      sarvangasana

      Salamba sarvangasana o la vela

      Postura del arado o halasana

      Postura del arado o halasana

      Adho mukha svanasana o postura del perro mirando hacia abajo es una postura semi invertida que tiene muchos de los beneficios de las invertidas completas, como cambiar el peso de los órganos internos.

      Adho mukha svanasana o postura del perro mirando hacia abajo es una postura semi invertida que tiene muchos de los beneficios de las invertidas completas, como cambiar el peso de los órganos internos.

    5. Udiyyana bandha uddiyana es una palabra sánscrita que significa ‘levantarse para volar’. Se refiere a la elevación del diafragma hacia el pecho que tiene lugar durante esta contracción. Esta cerradura se practica después de la exhalación completa con los pulmones totalmente vacíos. Consiste en presionar el abdomen hacia adentro y hacia arriba. La contracción abdominal comprime los órganos digestivos, glándulas suprarrenales, los riñones, y lo más importante: el plexo solar. El Plexo solar tiene muchas influencias sutiles en la distribución de la energía por todo el cuerpo. Uddiyana Bandha tonifica el sistema nervioso simpático, evitando así los efectos del estrés y la ansiedad en la enfermedad psicosomática.Este Bandha es la panacea para muchas dolencias abdominales y estomacales, incluyendo estreñimiento y la indigestión. Las glándulas suprarrenales se equilibran lo que contribuye a la eliminación del letargo, ansiedad y tensión. Mejora la circulación sanguínea en el área del tronco entero y fortalece todos los órganos internos.
      Uddiyana bandha

      Uddiyana bandha

       

Después de esto, practicamos una poderosa clase de desintoxicación con kundalini yoga, que debió de ser muy efectiva para mi organismo, porque por la tarde no me podía mover 😉

IMG_4171IMG_4170

IMG_4166

Joan Sendra y yo

Tu cerebro durante la práctica de yoga

Todos sabemos que el yoga hace maravillas para la mente. Incluso los principiantes de asana, pranayama y meditación tienen la sensación de una mayor estabilidad y claridad mental durante y después de la práctica. Ahora, gracias a sofisticadas tecnologías de imagen cerebral, la neurociencia está demostrando lo que los profesores y los profesionales conocían desde siempre: que el yoga y la meditación puede literalmente cambiar tu cerebro. Pero, ¿qué está pasando ahí arriba? Echa un vistazo dentro: un conocimiento básico de la anatomía y las funciones del cerebro puede servir de hoja de ruta práctica para tu viaje interior.

La neurociencia demuestra cómo el yoga y la meditación pueden mejorar tu cerebro.

La neurociencia demuestra cómo el yoga y la meditación pueden mejorar tu cerebro.

El lóbulo frontal es el centro de las funciones cognitivas mayores, incluyendo la planificación, la discriminación, el pensamiento abstracto, la personalidad y la conducta. La Escuela de Bihar se refiere a la práctica de la respiración de kapalabhati como “purificación frontal del cerebro”, debido a los efectos de rejuvenecimiento que tiene en esta área del cerebro.

Conocida como la sede de funcionamiento consciente, el lóbulo frontal es la parte más grande de su cerebro. Está dividido en los hemisferios derecho e izquierdo. En el nivel físico, el hemisferio derecho controla el lado izquierdo del cuerpo, y el hemisferio izquierdo controla el lado derecho. En el nivel del cuerpo sutil, ida nadi (el canal de energía lunar) está conectado a la mitad derecha del cerebro, y pingala Nadi (el canal de la energía solar) está conectado a la parte izquierda del cerebro.

 

Los estudios científicos modernos permiten encontrar cada vez más paralelismos entre las glándulas de nuestro organismos y los chakras.

Los estudios científicos modernos permiten encontrar cada vez más paralelismos entre las glándulas de nuestro organismos y los chakras.

 

La parte anterior del lóbulo frontal, la corteza prefrontal, es la parte más evolucionada del cerebro y es responsable de las capacidades positivas como la concentración, la felicidad, la creatividad y el pensamiento racional. Los estudios que utilizan EEG han demostrado que la meditación fortalece la comunicación entre la corteza prefrontal y otras áreas del cerebro.

La neurociencia prueba los beneficios de la meditación para el cerebro.

La neurociencia prueba los beneficios de la meditación para el cerebro.

Aproximadamente del tamaño de un guisante, la hipófisis es la glándula maestra del sistema endocrino, regula la producción y la liberación de hormonas que controlan el crecimiento, el metabolismo y la función de otras hormonas. En un nivel más sutil, la glándula pituitaria está relacionado con el sexto chakra o ajna. Ajna significa literalmente “centro de mando”.

Los neurotransmisores actúan como mensajeros químicos del cerebro, se ocupan de la transmisión de información entre las células nerviosas. Los trastornos neurológicos son a menudo el resultado de un neurotransmisor defectuoso, por ejemplo, los bajos niveles de un neurotransmisor llamado GABA están relacionados con la depresión y la ansiedad. Estudios recientes muestran una asociación entre la práctica regular de asanas y el aumento de los niveles de GABA.

El tronco cerebral, que conecta el cerebro y la médula espinal, juega un papel crucial en la digestión, la frecuencia cardíaca, y la respiración diafragmática. Las neuronas que se encuentran en el tronco cerebral envían un impulso nervioso a la membrana, que hace que se contraiga, iniciando de este modo la inhalación.

Un estudio de 2010 encontró que los sujetos que meditaron 30 minutos al día durante ocho semanas tuvieron una reducción de la materia gris en la amígdala-que está relacionado con el miedo y la ansiedad.

El cerebelo controla el equilibrio, la coordinación muscular, los reflejos y el movimiento. La práctica de asana sería imposible sin ella.

El sistema límbico está compuesto de las estructuras relacionadas con la memoria y la emoción, tales como el hipocampo, la amígdala, el tálamo y el hipotálamo. Un estudio de 2010 encontró que los sujetos que meditaron 30 minutos al día durante ocho semanas tuvieron una reducción de la materia gris en la amígdala, que está vinculada al miedo y la ansiedad, y un aumento de la materia gris en el hipocampo, que juega un papel vital en la formación de la memoria.

El centro de procesamiento visual primario del cerebro, el lóbulo occipital te ayuda a seguir visualmente la clase de yoga. Y puedes agradecer al lóbulo temporal tu capacidad de procesar las instrucciones verbales para las posturas, ya que es responsable de la percepción auditiva.

El lóbulo parietal está asociado con el movimiento de las extremidades, la comprensión del habla, y la detección del dolor. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Journal of Neuroscience, en abril de 2011, los escáneres cerebrales de esta región han demostrado que la meditación consciente puede reducir drásticamente la sensibilidad al dolor, incluso más que la morfina.

Así que, la próxima vez que practiques yoga, recuerda cómo está trabajando y mejorando tu cerebro.

Namasté,

www.insayoga.com

 

Batido de té verde matcha

Los batidos son una deliciosa manera de aumentar tu ingesta de calcio. Esta receta proporciona un impulso antioxidante extra gracias al matcha, un té verde molido finamente. Tradicionalmente utilizado en la ceremonia japonesa del té, también es un aromatizante en helados y dulces japoneses.

Combina en la batidora:

1 taza de yogur de vainilla bajo en grasa

2 cucharaditas de polvo de té verde matcha

1/4 taza de leche ( o leche de almendras o soja)

1 cucharada de zumo de naranja

1 cucharadita de miel

y 1/2 plátano en rodajas.

Bátelo hasta que quede suave. Sirve inmediatamente.

El té verde matcha tiene un gran poder antioxidante.

Los batidos de té verde matcha son una deliciosa manera de aumentar tu ingesta de calcio, al tiempo que son muy antioxidantes.

Variaciones: Usa frutas congeladas, tales como melocotón y fresa, para producir una consistencia más espesa.

Consejos de preparación: Busca matcha en tiendas especializadas de té o de comestibles japoneses.

Beneficios para la salud: El matcha es rico en clorofila, se conoce por ser un potente desintoxicante.

La meditación de los siete chakras.

La meditación de los siete chakras, es una técnica de meditación guiada para sanar nuestras emociones y desbloquear los siete chakras.

Cómo prepararte para la meditación:

Sentados o tumbados en postura cómoda, vamos observando poco a poco, todas las partes del cuerpo. Tienes que revisar todo tu cuerpo y observar las zonas donde existe alguna tensión: no las juzgues, solo déjalas ir, déjalas que descansen.

La meditación puede llevarse a cabo en la postura del cadáver o savasana.

La meditación puede llevarse a cabo en la postura del cadáver o savasana.

Si estás tumbado, comienza a observar los puntos de apoyo de tu cuerpo en el suelo: los talones, las pantorrillas, los muslos, los glúteos, las espalda lumbar, la espalda dorsal, el dorso de las manos, los antebrazos, los codos, los brazos, los hombros, y, por último, el punto de apoyo de la cabeza en el suelo. Al ir llevando tu atención a cada uno de estos puntos, siente cómo pesan, siente cómo se hunden en el suelo; siéntelos pesados y ligeros al mismo tiempo. Cuando hayas logrado una situación de relajación muscular completa, puedes proceder a la meditación.

También puedes meditar sentado, en postura cómoda, de manera que puedas mantenerla por muchos minutos. Puedes optar por la postura del loto, del medio loto o por la postura fácil. Si te cuestan estas postura puedes hacerlo de rodillas apoyando los glúteos en un cojín. Lo importante es que la columna permanezca erguida y las caderas ligeramente más altas que las rodillas.

Cómo practicar esta meditación:

Desde esta situación de completa relajación muscular, comienza a visualizar una luz roja en la base de tu columna vertebral, a la altura del primer chakra. Este es el chakra de la tierra y tiene que ver con la supervivencia. Está bloqueado por el miedo. Observa tus miedos. Pero no huyas, piensa que el miedo no es real, y deja que fluya.

Imagina ahora una luz naranja tres dedos por debajo del ombligo, a la altura del segundo chakra, el chakra del agua. Este chakra tiene que ver con el placer y está bloqueado por la culpa. ¿De qué te culpas? Sea lo que sea, acéptalo, piensa que no podías haber actuado de otra forma, y no dejes que la culpa nuble tu energía. Si quieres ser una persona positiva en el mundo, tienes que empezar por perdonarte a ti mismo.

Visualiza una luz amarilla tres dedos por encima del ombligo, a la altura del plexo solar. El tercer chakra es el chakra del fuego, tiene que ver con la fuerza de voluntad y está bloqueado por la vergüenza. ¿De qué te avergüenzas? Contémplalo y déjalo correr.

Imagina ahora una luz verde a la altura del pecho, en el chakra del corazón. El cuarto chakra tiene que ver con el amor, y está bloqueado por la pena. Despliega toda tu tristeza dentro de ti. Piensa que el amor es una energía que no se desvanece. Deja que fluya el dolor.

Piensa en una luz azul a la altura de la garganta, del quinto chakra o chakra del sonido. Tiene que ver con la verdad y está bloqueado por las mentiras. ¿Hay algo que necesites decirle a alguien o a ti mismo? No puedes mentirte a ti mismo, sé auténtico.

cakras 5

Observa una luz morada en el centro de la frente, a la altura del sexto chakra, que tiene que ver con la intuición, con la sabiduría interior, y está bloqueado por las falsas percepciones. La mayor de todas nuestras falsas percepciones es la falacia de la separación: tú no existes separadamente del resto de las cosas que existen, todos los seres vivientes  parte del Todo. Trata de sentir como tu piel se difumina, se desvanece poco a poco, deshaciendo los límites entre tú y el Universo. Siéntete parte del Todo.

Por último, imagina una potente luz blanca por encima de tu cabeza, donde está situado el séptimo chakra. Este chakra tiene que ver con la energía cósmica universal en estado puro, y está bloqueado por las cosas que nos atan a este mundo. Conecta con esta energía de la que tú eres una gota, deja fluir las cosas que te poseen, que te atan a este mundo. Libérate.

Namasté,

www.insayoga.com