, ,

10 posturas de yoga para corredores

¿Eres de esos que se calzan sus Nike de buena mañana y salen a correr estén donde estén? ¿Te has apuntado a la reciente fiebre del running y no ves la hora de recorrer las calles al ritmo de tu playlist favorita?

Si eres de esos, seguro que has pensado alguna vez que el Yoga no es para ti: demasiado tranquilo y aburrido, y además no quema calorías… Bueno, un día de estos dedicaré una entrada a desmentir estos falsos mitos, pero hoy tengo algo para ti: cómo el Yoga puede ayudarte a ser un corredor mejor. Como lo oyes, el yoga para corredores es un instrumento muy útil para mejorar tu rendimiento.

Es un hecho, correr se ha puesto de moda. Incluso excesivamente de moda. Muchos se lanzan a hacer kilómetros sin tener ni idea de cómo hacerlo, ignorando la técnica y, a veces, sin calentamiento previo o estiramientos. Y esto, a la larga, puede pasar factura a nuestros músculos, tendones y articulaciones. Por eso son cada vez más frecuentes las lesiones del corredor: lesiones en piernas, pies y pelvis, tendinitis, bursitis, etc.

Comparto contigo estas 10 asanas que te ayudarán tanto a preparar tu cuerpo antes de la carrera como a estirarlo después, así como a fortalecer partes esenciales de tu musculatura como la coraza abdominal (core).

Consulta la infografía al final de la entrada para observar los dibujos de las asanas.

 

Perro mirando hacia arriba o (adho mukha svanasana), y perro mirando hacia abajo (urdhva mukha svanasana).

El perro mirando hacia abajo estira los isquiotibiales y las pantorrillas, mientras que el perro mirando hacia arriba, es adecuada para abrir los flexores de la cadera y estirar toda la parte delantera del cuerpo. Además, esta última asana es estupenda para abrir el pecho y los hombros lo que mejora la respiración.

 

La silla en torsión o parsva utkatasana:

Fortalece el abdomen (core), las piernas y glúteos y los brazos.

 

Postura de cabeza a rodilla o janu sirsasana:

Estira toda la parte posterior de tu pierna, estira la zona lumbar de la espalda y relaja todo el cuerpo.

 

Postura del número 4 o sucirandhrasana.

Una forma genial de estirar la parte exterior de las caderas y los aductores.

CONSEJO: Flexiona los pies y presiona con el codo interior en la rodilla para mayor intensidad en el estiramiento.

 

Postura del ángulo reclinado o supta konasana:

Esta postura es un estiramiento aún más intenso de los aductores e isquiotibiales, y alivia la tensión sin cargar la zona lumbar.

 

Postura del lagarto:

Estira tanto la parte anterior como la posterior de las piernas. Abre las caderas y fortalece el abdomen.

CONSEJO: Para un estiramiento más intenso, apoya los antebrazos en el suelo en esta postura.

 

Media postura del señor de los peces o ardha matyendrasana:

Abre los hombros, el cuello y las caderas. Estira la banda iliotibial.

CONSEJO: Comienza el giro desde las el abdomen no desde el cuello.

 

La paloma reclinada o supta kapotasana (prep.)

Estira glúteos e isquiotibiales.

 

Variante de la postura de la media luna o utthita ardha chandrasana:

Abre los isquiotibiales y estira los flexores de la cadera y cuádriceps.

 

Postura de la cara de vaca o gomukasana.

Postura muy eficaz para estirar el músculo piriforme, un pequeño músculo en el interior del glúteo que tiende a tensarse mucho en los corredores y suele provocar problemas. Estira también las caderas y la banda iliotibial.

CONSEJO: Asegúrate de que tus dos caderas estén a la misma altura y los isquiones apoyados en el suelo.

yoga_infographic_800

Yoga para corredores (infografía).

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 1 =